Puerto Rico revive el trauma de María con la devastación provocada por Fiona; Gobierno federal asegura que trabaja para agilizar labores de rescate y recuperación

En una llamada telefónica ayer, el presidente Joe Biden le informó al gobernador Pedro Pierluisi que la administradora de FEMA, Deanne Criswell, llegará hoy en la mañana a la isla para reunirse con funcionarios estatales y locales, y tratar de agilizar el plan federal de ayuda

Una carretera inundada en el sector Juana Matos en Cataño, Puerto Rico, como resultado del paso del huracán Fiona por la isla.
Una carretera inundada en el sector Juana Matos en Cataño, Puerto Rico, como resultado del paso del huracán Fiona por la isla.
Foto: AFP / Getty Images

En el día en el que se conmemoran los cinco años del huracán María, los puertorriqueños experimentan nuevamente el trauma de la devastación por los daños y pérdidas provocados por Fiona desde el domingo.

En el quinto aniversario de la tragedia que dejó más de 3,000 muertos y millones en daños a la infraestructura residencial y pública de la que aún la isla no se ha recuperado del todo, los boricuas se ponen de pie nuevamente “con el agua hasta el cuello” y con su propia fuerza.

En los eternos sobrevivientes parece que la resistencia y la esperanza han permanecido intactas.

“Óyeme boricua, te voy a decir que a pesar de todo seguimos feliz”, se le escucha cantar a un grupo de mujeres en una marquesina de una residencia en el pueblo de Añasco, al oeste de la isla.

Con panderetas y güiro en mano, cantan el aguinaldo como si se tratara de una celebración navideña.

Como ambientación destaca el piso fangoso, las acumulaciones de agua, y artículos caseros que también sobrevivieron al embate.

Boricuas en la diáspora se solidarizan

No solo los boricuas en la isla, víctimas directas de la emergencia, manifiestan su compromiso de levantarse de nuevo a pesar de los inconvenientes y el retraso en el desembolso de fondos y el proceso de reconstrucción tras María.

También los de la diáspora se solidarizan en redes sociales con los compatriotas que viven entre sentimientos de impotencia y manos a la obra.

“Con PTSD (Trastorno de estrés postraumático) por huracán #maría y porque por primera vez estoy lejos de mi Isla, de mi papá, amigos y familia, pero con la confianza de que de esta #fiona también nos levantamos. ¡PUERTO RICO, TE AMO!”, escribió en Facebook una boricua que recientemente se mudó a Florida.

Otros piden empatía y respeto ante la ansiedad que puedan estar sintiendo los boricuas cinco años después de una de las catástrofes más graves de su historia y las múltiples manifestaciones en el ciberespacio.

“Empatía. Usted no tiene que entender cómo los demás manejan sus traumas. Dele espacio a la gente para hacerlo y esté ahí para apoyar y no para juzgar”, planteó en la misma red social un puertorriqueño residente en Pennsylvania.

Fiona azotó con vientos de más de 80 millas por hora la isla desde el domingo.

Desde el este de Puerto Rico, hasta el oeste y pasando por la costa sur hasta pueblos de la montaña, el panorama se repetía: tramos incomunicados, inundaciones y personas rescatadas de sus viviendas.

Hasta la tarde del lunes, se habían rescatado al menos 1,000 personas con la ayuda de entidades como la Guardia Nacional y el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD). Pero esta cifra no considera las labores de auxilio no oficiales por parte de ciudadanos.

El comisionado de NMEAD, Nino Correa, recorrió este lunes los pueblos de Yabucoa y Maunabo (en el este) junto con el gobernador Pedro Pierluisi, el Secretario del Departamento de Seguridad Pública y los alcaldes de ambos pueblos, Rafael Surillo y Angel Omar Lafuente, respectivamente.

Precisamente, en Yabucoa, José Vázquez y Carmen Sánchez reconocieron la visita del gobernador como un acto novel.

“Nunca habían venido”, declaró la mujer según citada por El Nuevo Día.

“Está viendo lo que siente el pueblo que, quizás, no es como mandar a alguien que le contaron. Él está viendo lo que estamos viviendo aquí”, añadió Sánchez.

Pero, para Sánchez, la visita es solo el principio de un largo proceso. Esta consciente que las historias en Puerto Rico se repiten.

“Yo espero que, si tiene sangre, que si es humano, sepa lo que estamos pasando aquí porque, a nosotros, nos sacaron de aquí para llevarnos a un ‘bunker’ y nos sacaron en una ‘flatbed’. Mi casa apesta. No tenemos agua ni luz para poder limpiar, y mi esposo usa una máquina para poder dormir”, reclamó.

La devastación no solo consta en los casos de damnificados desde sus hogares. Imágenes en las redes sociales muestran infraestructura pública totalmente colapsada, como el puente en la Carretera 123 de Puerto Rico en Utuado (centro), que la furia de Fiona y la crecida de las aguas arrastró río abajo.

Al momento, el Gobierno se encuentra en la fase de respuesta a la emergencia por lo que se espera que tome varios días conocer el saldo final de los daños. En este proceso, personal de cada municipio será clave.

Así lo anticipó el primer ejecutivo de Guánica, Ismael “Titi” Rodríguez. Preliminarmente, el pueblo del sur, uno de los más afectados por el embate del sistema, registró cientos de viviendas con daños.

“No tenemos el número exacto. Estamos esperando a que se normalice esto. Ya tenemos un equipo listo para ir comunidad por comunidad para hacer el censo de daños, pero, según las llamadas que se reportaron a Manejo de Emergencias, lo que hemos visto en las redes sociales y personalmente, serían cientos y cientos de viviendas las que perdieron sus techos”, expresó el funcionario a El Nuevo Día.

Además, el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) del municipio se quedó sin electricidad luego de que el generador que mantenía activa instalación fallara. “Me comuniqué con LUMA y nos expresaron que van a darle prioridad al área del hospital tan pronto el tiempo se los permita”, indicó Rodríguez.

Al menos 1 millón de abonados sin luz

Este martes, LUMA Energy, compañía extranjera contratada para el suministro de energía eléctrica en la isla, aseguraba que laboraba arduamente para restaurar el servicio luego de que prácticamente toda la isla quedara sin el servicio a solo horas de las primeras manifestaciones de Fiona.

“Como parte de nuestros esfuerzos de respuesta y restauración del huracán Fiona, las brigadas de LUMA han estado trabajando durante toda la noche para restaurar la energía a una subestación crítica en Salinas, esto ayuda a poner en línea la unidad de generación de energía de Aguirre. Seguiremos trabajando para restablecer la energía en toda la isla y exhortamos a todos los clientes a que le den prioridad a su seguridad y se mantengan alejados de todas las líneas eléctricas caídas”, indica un comunicado de la empresa en su página de Facebook.

Previamente, la empresa de origen canadiense anunció la llegaba de 61 celadores de una empresa matriz para agilizar los trabajos.

“LUMA se enorgullece en darle la bienvenida al primer grupo de 61 celadores de una de nuestras empresas matrices, Quanta Services, a nuestras brigadas. Su experiencia será crucial para ayudarnos a seguir reparando y restaurando el sistema eléctrico de Puerto Rico tras los devastadores impactos del huracán”, añadió la compañía que ha sido objeto de múltiples protestas en los pasados meses por los constantes apagones y los siete aumentos en la factura de luz.

FEMA destina más recursos para Puerto Rico

Por su parte, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) incrementó el número de empleados para las labores de rescate.

La agencia federal envió dos equipos de búsqueda y rescate a Puerto Rico, y actualmente tienen más de 300 funcionarios enfocados en la respuesta al reciente huracán.

Hace dos días, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó la declaración de emergencia para Puerto Rico, paso que le permite a FEMA dirigir recursos financieros y humanos para apoyar a las autoridades locales en las labores de rescate y recuperación.

El residente puede declarar una emergencia por cualquier ocasión o instancia en que entienda que existe la necesidad de asistencia federal. “Las declaraciones de emergencia suplementan los esfuerzos del Estado y los gobiernos locales o tribales Indígenas para proveer servicios de emergencia, tales como para la protección de vidas, la salud pública, y la seguridad, o para disminuir o evitar la amenaza de una catástrofe en cualquier parte de los Estados Unidos”, detalla FEMA en su página web.

A través de la declaración, FEMA financia el 75% de los trabajos de emergencia que realizan en el territorio estadounidense.

En una llamada telefónica ayer, Biden le informó a Pierluisi que la administradora de FEMA, Deanne Criswell, llegará hoy en la mañana a la isla para reunirse con funcionarios estatales y locales, y tratar de agilizar el plan federal de ayuda.

Por otro lado, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército también envió personal adicional a Puerto Rico.

Demócratas en el Congreso de Estados Unidos enviaron una carta a FEMA ayer pidiendo que agilicen los procesos y la entrega de recursos para el bienestar de los boricuas. Los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y California también expresaron su compromiso con la isla.

Nueva York envía a oficiales de la policía a Puerto Rico

En específico, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, anunció el envió de 100 policías que permanecerán en la capital, San Juan, como parte de las labores de respuesta a la emergencia.

Nueva York conoce muy bien el impacto devastador que la madre naturaleza puede traer, y es por eso que estamos listos para ayudar al pueblo de Puerto Rico a recuperarse y reconstruirse de esta terrible tormenta”, indicó la gobernadora.

Power4PuertoRico convoca a videoconferencia

Grupos de la diáspora bajo Power4PuertoRico convocaron a una conferencia este jueves a las 7 p.m. vía Facebook.

En el evento nombrado “Diáspora en solidaridad con Puerto Rico” los integrantes de la organización hablarán sobre los planes para apoyar los esfuerzos de rescate y recuperación en la isla desde el exterior.

“En aras de prevenir las pérdida de vidas que nuestra comunidad y la isla experimentó en el 2017, nosotros tenemos que fuertemente insitir en que los errores del pasado no se pueden repetir por las autoridades federales y las agencias del Estado Libre Asociado”, indicaron en un comunicado el domingo.

Mientras que el colectivo “The Puerto Rico Statehood Council” insistió en su llamado para resolver el estatus colonial como vía para obtener una respuesta más eficiente de las autoridades federales en casos de emergencias como esta.

“Otro huracán ha impactado Puerto Rico y una vez más sus residentes enfrentan dificultades severas. El estatus territorial es la razón por la que Puerto Rico no se ha recuperado del huracán María antes de que Fiona azotara. Nosotros no podemos prevenir huracanes, pero como estado, Puerto Rico tiene más oportunidades de contar con una infraestructura más fuerte”, plantearon.

A cinco años del embate del huracán María, las autoridades locales han reconocido que solo un 19% de los fondos federales para proyectos de reconstrucción permanente han sido liberados hasta el momento, confirmó esta semana en el podcast Válgame PR el director de la Oficina, Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico (COR 3), Manuel Laboy. No fue hasta el 2020 que FEMA liberó fondos para reconstrucción en Puerto Rico, agregó el funcionario.

“Yo entiendo, yo mismo lo he vivido a nivel personal, todas estas tribulaciones que hemos tenido que experimentar desde el 2017 hasta el día de hoy. Así que yo entiendo esa preocupación. Pero a tu punto, número uno, tomó tiempo del 2017 al 2020 empezar a hacer disponibles esos fondos permanentes porque aquí no se puede reconstruir como antes, se tiene que reconstruir mejor. Aquí no podemos reconstruir una carretera para que venga el próximo huracán y la derrumbe. No podemos reconstruir el sistema eléctrico para que venga el próximo huracán y lo tumbe. Así que esa recuperación de resiliencia ciertamente toma tiempo”, expuso Laboy cuya oficina se encarga de distribuir los fondos a municipios y agencias una vez FEMA da el visto bueno.

Te puede interesar:

Mujer sobrevive al huracán Fiona aferrada a un árbol por más de 8 horas en Puerto Rico