Estados Unidos destina $2,900 millones para seguridad alimentaria mundial ante guerra en Ucrania y fallas en cadena de suministro

El presidente Joe Biden anuncia el destino de $2,900 millones de dólares para enfrentar la asistencia alimentaria a nivel mundial, provocada por fallas en las cadenas de suministro, sequías y los efectos de la guerra en Ucrania; el mandatario participa en la Asamblea General de la ONU

El presidente Biden participa en la Asamblea General de las Naciones Unidas.
El presidente Biden participa en la Asamblea General de las Naciones Unidas.
Foto: Eduardo Munoz-Pool / Getty Images

El presidente Joe Biden anunciará ante la plenaria de la 77 Asamblea General de las Naciones Unidas que Estados Unidos destinará $2,900 millones de dólares en asistencia alimentaria a nivel mundial.

Esos fondos son parte de $6,900 millones en asistencia estadounidense para apoyar la seguridad alimentaria mundial ya comprometidos en 2022.

“Los impactos agravantes de la pandemia, la profundización de la crisis climática, el aumento de los costos de la energía y los fertilizantes y los conflictos prolongados, incluida la invasión rusa de Ucrania, han interrumpido las cadenas de suministro mundiales”, indica la Casa Blanca sobre el anuncio del mandatario.

La Administración Biden también menciona que la crisis se ha intensificado por la sequía que ha azotado durante varios años al Cuerno de África, intensificando el problema alimentario en Somalia y otros territorios.

“Este nuevo anuncio de $2,900 millones salvará vidas a través de intervenciones de emergencia e invertirá en asistencia de seguridad alimentaria a mediano y largo plazo, para proteger a las poblaciones más vulnerables”, se acotó.

Estados Unidos convocó una Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria, la cual fue copresidida por el Secretario de Estado, Antony Blinken, junto con los líderes de la Unión Europea, la Unión Africana y España.

La Cumbre fue copatrocinada con Alemania, Nigeria, Indonesia y Colombia, en el marco de la Semana de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU.

“El presidente Biden también convocará la Conferencia de la Casa Blanca sobre el Hambre, la Nutrición y la Salud, el 28 de septiembre, para acabar con el hambre y reducir las enfermedades relacionadas con la alimentación aquí en casa”, agregó la Casa Blanca.