Ron DeSantis enfrenta mayor presión por envío de inmigrantes a Martha’s Vineyard

El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, enfrenta mayor presión por el envío de inmigrantes a las isla Martha's Vineyard; además de una demanda de los propios peticionarios de asilo, DeSantis enfrenta otra investigación y acciones de demócratas en su estado

El gobernador republicano Ron DeSantis enfrenta presión por el envío de inmigrantes a Martha's Vineyard.
El gobernador republicano Ron DeSantis enfrenta presión por el envío de inmigrantes a Martha's Vineyard.
Foto: Jeff Swensen / Getty Images

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, enfrenta mayor presión desde distintos frentes por el traslado, presuntamente con engaños, de 50 inmigrantes de Texas, a Florida y de ahí a Martha’s Vineyard, Massachusetts.

Los abogados de los inmigrantes que esperan una cita en tribunales por sus peticiones de asilo presentaron una demanda contra el Gobierno de Florida y DeSantis, acusando que los no ciudadanos fueron trasladados con engaños.

La demanda fue presentada por Alianza Américas, una coalición de 53 organizaciones lideradas por migrantes, y Abogados por los Derechos Civiles.

“Ningún ser humano debe ser utilizado como peón político en el debate altamente polarizado de la nación sobre la inmigración”, dijo Iván Espinoza-Madrigal, director ejecutivo de Abogados por los Derechos Civiles.

Aunado a ello, en Florida hay un plan demócrata para impedirle a DeSantis usar más fondos estatales con ese fin y una demanda en los tribunales.

El Partido Demócrata reforzó en las últimas horas su ofensiva contra el republicano DeSantis tanto en el Congreso estatal en Tallahassee como en las calles de Miami-Dade, donde reside una importante comunidad venezolana.

En Doral, una ciudad del condado de Miami-Dade también conocida como “Doralzuela”, se celebró este martes un acto de repudio a DeSantis con participación de cargos electos, activistas y representantes de organizaciones de migrantes y de la comunidad venezolana.

Los oradores pidieron a los electores que demuestren su rechazo a lo sucedido no votando por DeSantis, que busca la reelección.

“En noviembre están las elecciones. Pido a todos los venezolano-americanos que tomen nota de lo que ha hecho DeSantis para ejercer su voto”, dijo Adelys Ferro, directora del Caucus Venezuela-América.

Dotie Joseph, representante del Partido Demócrata por el distrito 108 de Miami, dijo que “los inmigrantes llegan a Estados Unidos de países como Venezuela, Cuba o Haití en busca de libertad y el gobernador se aprovecha de ellos en un juego político”.

Sebastián Caicedo, de Florida Rising, una organización dedicada a promover la justicia económica y racial en Florida, señaló que “hoy han sido los venezolanos, pero mañana podrían ser colombianos o personas de cualquier otro país” e instó a hacer frente a DeSantis.

Liz Rebecca Alarcón, fundadora y directora ejecutiva de la organización Pulso, acusó a DeSantis de ser cruel y mentir a las víctimas de la crisis humanitaria de Venezuela, que ha provocado que cerca de 7 millones de personas hayan tenido que salir del país.

Y más investigaciones

En el Congreso de Florida, donde DeSantis goza de una mayoría holgada, legisladores demócratas denunciaron este lunes que DeSantis infringió presuntamente la ley al usar dinero del programa de reubicación de migrantes indocumentados del Departamento de Transporte para pagar el viaje de los venezolanos y reclamaron medidas para impedir que lo vuelva a hacer, como ha amenazado.

El argumento es que ese plan, que fue aprobado y dotado de $12 millones de dólares pese a las críticas que suscitó, tiene como objetivo reubicar a inmigrantes indocumentados que estén en Florida.

Los enviados a Martha’s Vineyard estaban en San Antonio (Texas) cuando se subieron a los aviones por los que el Departamento de Transportes puede haber pagado $615,000 dólares, según los registros oficiales de Florida.

En el condado Bexar, en Texas, está abierta una investigación sobre el traslado de los inmigrantes a Masachusetts y un legislador estatal del segundo estado, Dylan Fernandes, que visitó a los venezolanos en Martha’s Vineyard, pidió al Departamento de Justicia de EE.UU. que DeSantis “rinda cuentas por sus inhumanas acciones”.

“No solo es criminal desde un punto de vista moral, sino que hay implicaciones legales sobre posible fraude, secuestro, privación de libertad y trafico humano”, señaló Fernandes haciendo un compendio de todas las acusaciones que se han hecho al gobernador de Florida.

DeSantis ha sostenido que lo que hizo fue “proteger” a Florida de los efectos de la política de “fronteras abiertas” que, a su juicio, aplica la Administración Biden.

Por qué hay mayor polémica

Antes que DeSantis, los gobernadores de Texas, Greg Abbott, y de Arizona, Doug Ducey, enviaron en autobuses a cientos de inmigrantes a ciudades como Washignton, Nueva York y Chicago como protesta por la política migratoria del presidente Joe Biden.

La diferencia es que esos migrantes habían llegado a los estados que los mandaron a otra parte, lo que no sucedió con los trasladados por DeSantis.

Según el alguacil de Bexar, Javier Salazar, los que se subieron a los aviones con destino a Martha’s Vineyard se encontraban en las inmediaciones del Centro de Recursos para Migrantes en San Antonio y fueron “tentados” con “falsas promesas”.

En un comunicado divulgado este martes, Rubén Gallego, presidente de Bold PAC, un grupo de recaudación de fondos para la campaña demócrata de las elecciones de medio término presidencial, acusó a los republicanos de politizar la inmigración.

“Cada vez que llega una elección, los republicanos tratan de politizar la inmigración. Lo intentaron en 2018 con caravanas y no funcionó para ellos: los demócratas ganaron por el mayor margen en la historia de mitad de período”, subrayó.

Con información de EFE