Pasajero terminó con la cara fracturada al intervenir en ayuda de otro en el Metro de Nueva York

Un joven terminó en el hospital con la nariz, la mejilla y la mandíbula rotas al intervenir en ayuda de un pasajero que estaba siendo atacado en el Metro en Manhattan

Sospechoso solicitado por NYPD.
Sospechoso solicitado por NYPD.
Foto: NYPD

Un joven buen samaritano fue brutalmente atacado en un tren del Metro en Chinatown y quedó con huesos rotos en la cara cuando trató de evitar que un hombre agrediera a otro pasajero, dijo la policía de Nueva York.

La víctima de 25 años estaba a bordo de un tren de la línea N en dirección sur que se dirigía a la estación de Canal Street alrededor de las 4:25 p.m. el 22 de septiembre cuando vio a un hombre atacando a otro pasajero.

La víctima intervino para detener al agresor, quien luego fue identificado como Qasin Pringle. Pero el sospechoso y otro hombre comenzaron a golpearlo y patearlo, lanzándoles además unos objetos, dijo NYPD.

La víctima fue llevada al NewYork-Presbyterian Lower Manhattan Hospital con la nariz, la mejilla y la mandíbula rotas, dijo la policía.

Pringle, residente de El Bronx de 29 años, fue arrestado poco tiempo después del ataque y acusado de agresión. Su presunto cómplice salió corriendo de la estación. La policía publicó dos fotos suyas tratando de localizarlo.

Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.

La semana pasada una mujer latina fue brutalmente atacada por un hombre con antecedentes de homicidio y problemas mentales en una estación en Queens.

El alcalde Eric Adams, cuya campaña electoral se centró en la seguridad pública, ha implementado varias medidas para hacer que el subterráneo sea más seguro, incluyendo desplegar más policías en estaciones y vagones. Pero hasta ahora la inseguridad sigue en auge. En particular el pasado abril fue uno de los meses más violentos en la historia del Metro de Nueva York desde su fundación en 1904.