Alcalde Adams: la crisis migratoria está estrangulando el presupuesto de la Ciudad

El mandatario municipal estimó que atender las necesidades de los recién llegados podría significar un desembolso de $1,000 millones

NYC emite la declaratoria 224 para atender esta emergencia humanitaria.

NYC emite la declaratoria 224 para atender esta emergencia humanitaria. Crédito: Michael Appleton | NYC Mayoral Office

Luego de cuatro meses enfrentando un flujo, sin precedentes de inmigrantes que solicitan refugio en el sistema de albergues de la ciudad de Nueva York, este viernes el alcalde Eric Adams emitió la orden ejecutiva de emergencia 224, que obliga a todas las agencias municipales a acelerar sus acciones para responder lo que calificó como una “crisis humanitaria”.

En este ‘callejón’, que por ahora parece no tener salida, la autoridad municipal reconoció que ante este imprevisto, ya las finanzas de la Ciudad empiezan a ‘ponerse en rojo’ para atender los problemas asistenciales de los neoyorquinos de “larga data”.

Con más de 17,000 solicitantes de asilo transportados a la Gran Manzana desde la primavera, luego de haber cruzado la frontera sur, procedentes en un 90% de Venezuela, pero también de Haití, Cuba y países centroamericanos,  ya los ‘shelters’ en los cinco condados se encuentran totalmente colapsados.

Si el ritmo del arribo de estos inmigrantes continúa, se podría superar la cifra de 100,000 el próximo año, lo cual podría costar a las arcas municipales $1,000 millones que no estaban presupuestados.

“Los neoyorquinos están enojados. Yo también estoy enojado. No hemos pedido esto.Esta responsabilidad simplemente nos fue entregada sin previo aviso, cuando los autobuses comenzaron a aparecer. No hay precedentes de este hecho”, exclamó Adams.

En síntesis, la emergencia planteada por el Alcalde exige, entre otros aspectos, que su equipo acelere la construcción de una centro humanitario en Randall’s Island, una idea que ha sido repudiada por diversos sectores. Además, agiliza los protocolos de permisologías, para levantar campamentos de refugiados de manera acelerada, en cualquiera de los cinco condados de la ciudad.

Casi de inmediato, Murad Awawdeh, director de la Coalición de Inmigración de Nueva York, respaldó la solicitud de una mayor coordinación entre los gobiernos federal, estatal y municipal, pero condenó enérgicamente cualquier plan para “albergar a los solicitantes de asilo en tiendas de campaña, en desiertos de tránsito, en áreas propensas a inundaciones, a medida que el otoño se convierte en invierno”.

En el centro de una crisis política

Asimismo, el Alcalde razonó que esta calamidad humanitaria, comenzó por la violencia y la inestabilidad en América del Sur y está siendo acelerada por la dinámica política estadounidense. 

“Si nuestra ciudad hubiera tenido la coordinación o incluso la cooperación de cualquiera de los estados que enviaron autobuses, entonces tal vez podríamos haber presupuestado, dotado de personal y asignado recursos para estos solicitantes de asilo”, remarcó el mandatario municipal.

El promedio de autobuses que llegan a la terminal de Port Authority diariamente es de cinco a seis. Pero este jueves se rompió otro récord con nueve unidades que fueron fletadas desde Texas.

Desde el pasado mes de mayo, líderes electos republicanos, entre los que se destaca el gobernador de Texas, Greg Abbott y el del Florida Rob DeSantis han venido trasladando inmigrantes a los bastiones demócratas en todo el país, especialmente a Nueva York, Washington D.C y Chicago.

Esta acción es una medida de presión para denunciar la política fronterza del presidente Joe Biden, a quien acusan de haber “abierto” la frontera con México, adicionalmente se interpreta como una forma de poner la inmigración en el centro de la campaña para las elecciones de medio mandato del 8 de noviembre.

Ahora con una ciudad que trata de recuperarse de los efectos de la pandemia y con una espantosa crisis de vivienda asequible, las autoridades municipales insisten en pedir auxilio financiero al gobierno federal para  abordar esta emergencia.

Adams remarcó en su discurso varias veces, que ya se está poniendo a prueba los límites de la Ciudad para brindar atención a los propios neoyorquinos necesitados.

¡Auxilio! Auxilio!

De hecho, el mandatario compara que esta incidencia está poniendo a prueba a la Gran Manzana, tanto como los ataques terroristas del 11 de septiembre y la supertormenta Sandy.

“Se está agotando el presupuesto de nuestra ciudad. Todo porque tenemos un sistema funcional y compasivo. Pero tristemente, nuestros valores están siendo explotados por otros para obtener ganancias políticas”, refirió con alusión a los gobernadores republicanos del sur del país.

Nuevamente como lo ha hecho en reiteradas ocasiones en las últimas semanas, el Alcalde neoyorquino exigió ayuda al gobierno federal y estatal para enfrentar esta emergencia, al igual que una estrategia nacional que incluya permisos de trabajo acelerados y acciones de reasentamiento.

“Los solicitantes de asilo que llegan aquí necesitan algo más que una comida caliente o una cama para pasar la noche. Sin la capacidad de trabajar legalmente en este país, necesitan refugio a largo plazo, atención médica y mucho apoyo institucional”, acotó.

Republicanos en NY: “Cierren la frontera”

Ante esta crisis migratoria que se complica cada día, en el Concejo Municipal la aplanadora de concejales demócratas exigió esta semana al Alcalde, revisar los planes de instalar a los recién llegados en carpas. En su lugar, recomiendan instalarlos en diez complejos hoteleros de la ciudad, que no fueron identificados.

En contraposición, el líder de la minoría republicana de la Cámara, Joe Borell fue demoledor al advertir: “El único plan que necesitamos, es el plan para cerrar la frontera. Y restablecer la política Permanecer en México para los solicitantes de asilo”.

Asimismo, Borrell estimó que se puede llenar cada hotel vacante en la ciudad y aún así esta crisis solo empeorará. 

“Me alegra que los demócratas finalmente admitan que se trata de una crisis, pero si una ciudad con un presupuesto mayor que el de Suiza no puede manejarla, tal vez sea hora de que el presidente Joe Biden vuelva a examinar sus políticas en la frontera”, aseveró.

NYC contra las cuerdas:

  • 42 hoteles se han transformado en albergues de emergencia.
  • 61,000 personas están en el sistema formal de albergues de NYC.
  • 17,000 inmigrantes indocumentados han sido transportados a la ciudad desde la primavera desde Texas luego de haber pasado ilegalmente la frontera.
  • 5,500 niños se han incorporado a las escuelas públicas a través del Proyecto “Brazos Abiertos”.
  • 1 Centro de Navegación dirigido por Caridades Católicas fue instalado en la sede de la Cruz Roja en Manhattan que brinda servicios de salud y servicios de salud mental.
  • 1 gran centro de ayuda y respuesta ante emergencias humanitarias está siendo construido en Randall’s Island que albergará de manera segura a 500 personas.

En esta nota

Crisis humanitaria Crisis migratoria inmigrantes-nyc Refugios NYC

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain