La Ciudad de Nueva York crea un nuevo centro para ayudar a “navegar” a los inmigrantes enviados desde Texas

Ante una ola que todo indica apenas comienza, el Alcalde Adams asegura que la Ciudad buscará más "herramientas" para tratar "con compasión" a los recién llegados que ya se cuentan en más de 11,000

El centro fue abierto en la sede central de la Cruz Roja en Manhattan.
El centro fue abierto en la sede central de la Cruz Roja en Manhattan.
Foto: Michael Appleton / NYC Mayoral Office

En el filo de una crisis migratoria que ya rebasa los límites de respuesta de algunos gobiernos locales, y que se perfila solo como el comienzo, la Ciudad de Nueva York reiteró este jueves, su posición de “solidaridad, compasión y brazos abiertos” a todos los que lleguen.

En medio del arribo, sin pausas, de centenares de inmigrantes que cruzaron la frontera sur de México y que han estado siendo enviados en buses por las autoridades de Texas y Arizona, el alcalde Eric Adams anunció la apertura de un centro en donde los recién llegados podrán tener información sobre los recursos a los cuales pueden tener acceso.

Este primer punto de información y acogida llamado Centro de Navegación, ya está funcionando en la sede central de la Cruz Roja en Manhattan. Será operado por Caridades Católicas NY y apoyará a las personas y familias que hayan llegado a la Gran Manzana, a partir del 1 de enero de 2022.

Se trata de un lugar de recepción, en donde esta oleada de nuevos inmigrantes, en su gran mayoría venezolanos y centroamericanos, recibirán ayuda gratuita y confidencial para acceder a servicios y recursos para integrarse a la ciudad de Nueva York.

“La Ciudad y las organizaciones comunitarias, hemos estado trabajando las 24 horas para brindar asistencia a más de 11,000 personas que vinieron en los últimos meses. Este centro de navegación de recursos, ofrece vías para obtener atención médica, educación y servicios legales de inmigración”, anunció el mandatario municipal.

Las agencias gubernamentales de la ciudad de Nueva York y las organizaciones comunitarias estarán en esta unidad, para conectar a los inmigrantes, que en su mayoría reportan haber venido caminando desde Sudamérica, con las opciones de atención médica, seguros de salud, matrícula escolar, consejería en salud mental y servicios legales.

Abrirán más

En las próximas semanas se publicará información sobre sitios satélite en otros condados, en donde muchas de estas familias que han sido alojadas en el sistema de refugio de la ciudad, puedan acceder a servicios similares o adicionales.

“A lo largo de la historia de la Gran Manzana, hemos recibido inmigrantes que, a cambio, han hecho de esta la ciudad más grandiosa del mundo. Continuamos honrando este legado, reuniéndonos con estas familias que han atravesado un arduo viaje”, dijo Manuel Castro, de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del Alcalde de la Ciudad de Nueva York (MOIA).

Los servicios estarán disponibles para los visitantes con cita previa. Las organizaciones comunitarias y los trabajadores sociales de los refugios, programarán citas para los solicitantes de asilo. 

Los inmigrantes que llegaron a la Gran Manzana desde el 1 de enero de 2022 podrán conocer de los servicios que ofrece la Ciudad en la Cruz Roja de Manhattan. (Foto Cortesía: M. Appleton – Alcaldía de NYC)

¿Y después?

Mientras por un lado, esta política de “bienvenida” a estos inmigrantes recibe halagos por parte de organizaciones humanitarias, por otro, despierta algunas interrogantes y debates en una ciudad marcada por su propia crisis humanitaria, que se evidencia con un pico histórico en dos aspectos difíciles de ocultar: Un número sin precedentes de desamparados, una crisis de vivienda asequible que se evidencia con los recientes informes de desalojos y el deterioro del 90% del sistema de vivienda pública existente.

Ante las dudas, sobre el futuro de estas nuevas familias, que hasta ahora viven en refugios colapsados y no están autorizadas legalmente para trabajar, el alcalde Adams reiteró este jueves que “seguiremos expandiéndonos y buscando nuevos espacios. Vamos a seguir cumpliendo con nuestra obligación. Pero debemos estar claros que esto va más allá. Debemos luchar además por el derecho a viviendas dignas”.

El mandatario municipal replicó a los sectores que han señalado que esta crisis migratoria “se le escapó de las manos”.

“Hemos tenido una coordinación de organizaciones sin fines de lucro, funcionarios electos y todo mi equipo. La razón por la que estamos haciendo esto, es porque todos somos inmigrantes. Todos venimos de alguna parte”, acotó.

Por tierra y aire…

Pero el flujo migratorio hacia Nueva York, producto de la transferencia de indocumentados desde estados republicanos a estados demócratas, está tomando esta semana otro giro. Algunas versiones periodísticas aseguran que hombres, mujeres y niños, no solo estarían siendo enviados por buses, sino también por aviones fletados a los aeropuertos JFK y LaGuardia.

Las autoridades de Nueva York no confirmaron esa versión.

“Si eso sucede en nuestros aeropuertos tendremos capacidad de respuesta. El partido republicano ha creado un modelo que es inhumano”, estimó Adams.

Todas estas informaciones empezaron a deslizarse en la Gran Manzana, justamente cuando el gobernador de Florida, Ron DeSantis, confirmó que envió dos aviones con unos 50 inmigrantes venezolanos y colombianos a la lujosa isla de Martha’s Vineyard, en Massachusetts.

En un comunicado, la gobernación de Florida dijo que el traslado es parte del programa para enviar migrantes sin papeles a los llamados “destinos santuario”, en los que las autoridades no cooperan con los funcionarios de migración. Una acción que fue iniciada por su homólogo de Texas, Gregg Abott hace cinco meses.

“Nos enteramos de lo que sucedió en Martha’s Vineyard. Que el gobernador envíe inmigrantes sin ninguna coordinación.Solo está creando una verdadera crisis. Y ese es la inquietud que compartimos con nuestros legisladores en Washington. Esto va a comenzar a agravarse”.

!Detengan esto!

En un comunicado la congresista republicana de Staten Island, Nicole Malliotakis, pidió a la gobernadora Kathy Hochul y al alcalde Adams, que “dejen de incentivar la migración ilegal y se unan a los llamados para que se asegure la frontera sur”, tras la llegada de inmigrantes a la ciudad de Nueva York”.

La congresista criticó la afluencia de inmigrantes por considerarla una carga para los hospitales y escuelas. Y un abuso con los contribuyentes.

“Dejen la hipocresía. Lo lógico es detener esto en donde está comenzando. Le hemos pedido al Presidente Biden que asegure nuestra frontera y restablezca el plan Permanecer en México”, subrayó la republicana.

Siguen llegando:

  • 11,000 inmigrantes de los cuales un 90% se calcula son de origen venezolano, han llegado a Nueva York, en los últimos meses.
  • 4,000 habían arribado en autobuses enviados desde Texas hasta la primera semana de agosto, un proceso que se inició con fuerza en mayo, pero tuvo su mayor incremento en las últimas tres semanas.
  • 8,000 se encuentran actualmente en los sistemas de refugios, que incluyen 23 hoteles de “emergencia” instalados en las últimas semanas.