Niño de 7 años posando con dos armas: foto desenmascaró el arsenal de su padre en Nueva York

Un niño de 7 años posando en una foto con dos armas llevó al arresto de su padre, tras descubrirse que tenía un arsenal en su casa y oficina en Nueva York. Había estado comprando piezas y accesorios de pistolas en varios portales desde 2020

Las armas son un gran riesgo en las manos incorrectas.
Las armas son un gran riesgo en las manos incorrectas.
Foto: jarmoluk / Pixabay

Un niño de 7 años posando con dos armas llevó al arresto de su padre, tras descubrirse que tenía un arsenal en su casa y oficina en Nueva York.

Cory Davis, de 41 años, ahora enfrenta docenas de cargos de delitos graves relacionados con las llamadas “armas fantasma” después de que envió a familiares y amigos una foto digital de su hijo sosteniendo dos pistolas, según la Fiscalía de Manhattan.

Un gran jurado acusó a Davis de posesión criminal de más de una docena de “pistolas fantasma” y cientos de cartuchos de municiones en su oficina y apartamento, anunciaron la fiscalía y la policía de Nueva York.

La investigación comenzó cuando alguien en el chat grupal estaba “alarmado” por la foto del hijo de Davis sosteniendo las armas y se comunicó con la policía de Nueva York, según un comunicado de prensa.

Luego NYPD registró un apartamento que Davis usa como oficina y su residencia en el Upper East Side y encontró 14 armas, 400 rondas de municiones, numerosos cargadores y herramientas y piezas para construir “pistolas fantasma”, dijeron las autoridades.

Las autoridades creen que Davis había estado comprando piezas y accesorios para armas en varios portales desde 2020. Su historial de compras en línea incluía herramientas de capacitación, simuladores y fundas ocultas, dijo la fiscalía.

“Usar a un hijo como accesorio para exhibir armas caseras e ilegales es imperdonable y extremadamente peligroso”, dijo el fiscal de distrito Alvin Bragg Jr. en Twitter con una imagen de las pistolas incautadas. “La proliferación de armas fantasma en nuestra ciudad no puede continuar. Mi oficina se enfoca en abordar y erradicar las, y ​​ésta es sólo una de varias incautaciones que hemos iniciado durante el año pasado”.

Se puede debatir qué constituye realmente un “arma fantasma”. Principalmente es cualquier arma de fuego que carece de un número de serie, lo que la hace extremadamente difícil de rastrear. Sin embargo, en el lenguaje actual, un “arma fantasma” es esencialmente una casera, explicó Fox News.

Las “pistolas fantasma” “utilizadas en delitos a menudo se ensamblan a partir de piezas compradas legal e ilegalmente, según las leyes locales, o incluso se crean con una impresora 3D.

Las “armas fantasma” son un problema creciente en Nueva York y en todo el país. En 2019 NYPD decomisó 47 “pistolas fantasma”. En 2020, el botín subió a 150 y en 2021 fueron 375. En 2022 las incautaciones de armas caseras aumentaron 38% en el estado Nueva York durante los primeros seis meses en comparación con el mismo período del año previo, según un informe de la gobernación.

“Detener la proliferación de armas fantasmas es parte integral de la estrategia integral de la policía de Nueva York para evitar que estas armas ilegales dañen a nuestras comunidades”, dijo la comisionada de NYPD Keechant Sewell en un comunicado. “Estas armas imposibles de rastrear disparan balas reales, hieren a neoyorquinos reales y causan daños reales, y nuestra lucha contra ellas continuará con vigor”.

En octubre un hispano fue detenido y acusado como sospechoso de fabricar varias “armas fantasma” en su apartamento del Bajo Manhattan donde vivía con menores de edad.

En julio cinco hombres fueron arrestados y se incautaron 182 pistolas en una red de tráfico ilegal que traficaba armas desde Tennessee para venderlas en las calles de Queens (NYC).

En mayo un joven latino residente de Brooklyn (NYC) fue arrestado con un arsenal de piezas para fabricar “armas fantasma” valoradas en $20,000 dólares, incluidas casi 300 revistas de alta capacidad que supuestamente compró en línea.

Luego del auge de tiroteos en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia. En muchos casos los pistoleros usan armas “fantasma”, llamadas así porque carecen de serial para ser rastreadas.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad.