Adiós a los cubiertos plásticos y condimentos en pedidos de comida para llevar en Nueva York

El Concejo Municipal de la Gran Manzana aprobó una ley que, a partir de ahora, elimina los utensilios desechables dentro de las bolsas de entregas, a fin de proteger el Medio Ambiente de desechos plásticos

Ya no darán cubiertos plásticos y condimentos para comidas para llevar en NYC
Ya no darán cubiertos plásticos y condimentos para comidas para llevar en NYC
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Los neoyorquinos que suelen pedir comida a domicilio o que compran en panaderías y restaurantes de la Gran Manzana artículos para llevar, saben de sobra que junto a sus manjares, rara vez faltan las bolsitas con cubiertos plásticos, que en la mayoría de los casos, pocos comensales utilizan y van a parar directo a la basura.

Pero este 2023, los utensilios desechables ya no estarán más en los paquetes de comida que apps y restaurantes entregan a diario en los cinco condados, por cuenta de una ley que acaba de aprobar el Concejo Municipal de la Ciudad de Nueva York.

La nueva norma, conocida como “Skip the Stuff”, que busca reducir los desechos plásticos en la Gran Manzana prohíbe que restaurantes, servicios de entrega de alimentos y repartidores proporcionen utensilios para comer, al igual que servilletas, paquetes de condimentos y recipientes adicionales, a menos que haya una solicitud específica.

La norma entrará en vigor seis meses después de la que la firme el alcalde Eric Adams, y tras un período inicial de gracia, mientras los restaurantes se acostumbran al cambio, los negocios que salten la nueva regla, podrían enfrentar multas de hasta $250 si brindan repetidamente utensilios plásticos sin que se les pida.

En el caso de las apps como Uber Eats y Seamless, las compañías deberán agregar en los formatos de pedido la opción para pedir o rechazar cubiertos y condimentos.

El órgano municipal destacó que la nueva ley no solamente disminuirá los desechos, sino que también dará un respiro a dueños de establecimientos, pues reduciría los gastos.

“La legislación ‘Skip the Stuff’ es un gran ejemplo de una política ecológica inteligente que nos permitirá reducir el desperdicio y ayudar a las pequeñas empresas de nuestra ciudad a ahorrar costos”, dijo la presidenta del Concejo Municipal, Adrienne Adams.

Cifras suministradas por autoridades municipales señalan que cada año se producen más de 320 millones de toneladas de plástico en todo el mundo, 1,1 millones de libras en la ciudad de Nueva York que terminan en vertederos, siendo el 95% de esos artículos de un solo uso, y apenas el 14% se recicla.
La concejal latina Marjorie Velázquez, promotora de la nueva normativa, destacó que con este cambio en la repartición de comida Nueva York camina hacia medidas de protección ambiental y de apoyo a los negocios, que tendrán un costo menos en la prestación de sus servicios.

La ley devolverá dinero a los bolsillos de nuestras pequeñas empresas y al mismo tiempo minimizará la huella de carbono de nuestra ciudad y hará de Nueva York una ciudad más sostenible”, dijo la política hispana. “Si continuamos con el uso de plásticos de un solo uso y otras adiciones, sentiremos las repercusiones negativas a través de nuestro medio ambiente y nuestras empresas locales. Debemos trabajar juntos para conservar y mantener una ciudad limpia, no solo para nosotros, sino para las generaciones futuras”.

Comensales como Luis Alejandro Páez, quien asegura que en promedio pide comida en lugares de Astoria, como “Cafe de Olla”, “la Casa del Pan” y “Río grande”, cuatro veces por semana, apoyó la nueva ley, pues confesó que nunca usa los utensilios ni los sobrecitos de sal y pimienta que acompañan sus pedidos.

“Ya era hora de que le pusieran freno al desperdicio, porque muchos como yo, que seguido ordenamos comida estando en la casa no usamos esos cubiertos. Uno tiene cubiertos en la cocina y con esos es que uno come, entonces me parece muy buena idea que prohíban el uso de esos utensilios”, comentó el profesional colombiano.

Lupita Chaydez, madre de tres niños, también aprobó la medida del Concejo Municipal y dijo que los utensilios que suele recibir cuando ordena comida para llevar, muchas veces ni siquiera los saca de la bolsa.

“Yo soy de las que cuando saco la comida boto el resto de una vez, incluyendo los tenedores y cucharas plásticos que mandan, y si los negocios pueden ahorrarse unos pesos con eso, me parece buena idea”, dijo la trabajadora de lavandería.

La Administración Adams ha manifestado su apoyo a la nueva ley, según confirmó un vocero quien calificó la aprobación de la norma como [un paso importante para reducir el impacto de los desechos personales de los consumidores”.

La ley en datos y cifras

  • Restaurantes y apps ya no darán utensilios desechables ni condimentos
  • 2023 entrará en vigor la norma
  • 6 meses después de que la firme el alcalde Adams será ley
  • 1,1 millones de libras de desechos plásticos de un solo uso se gastan en NYC cada año
  • 14% de esos desechos solamente se reciclan
  • $250 sería la multa a la que restaurantes se expondrían si no cumplen la ley