Imagen empresarial y sostenibilidad: una prioridad

El calentamiento global, el cambio climático y la evolución de los comportamientos de compra de los consumidores, nos exigen a gritos que incluyamos en nuestras empresas estrategias que nos permitan ser parte de una economía circular

Tarde o temprano, va a ser obligatorio incorporar prácticas sustentables en las empresas.
Tarde o temprano, va a ser obligatorio incorporar prácticas sustentables en las empresas.
Foto: Shutterstock

Tener una imagen positiva es crucial para ser exitosos en el mundo empresarial. Los problemas del día a día nos han cegado de un tema muy importante, la sostenibilidad. No es novedad que, para que la empresa sea rentable y autosuficiente, debe actualizar su modelo de negocio constantemente, considerando el contexto y las necesidades, tanto del entorno como de los clientes.

El calentamiento global, el cambio climático y la evolución de los comportamientos de compra de los consumidores, nos exigen a gritos que incluyamos en nuestras empresas estrategias que nos permitan ser parte de una economía circular, donde reducimos los desechos al mínimo, con acciones como reutilizar, reparar y reciclar materiales y productos para extender su ciclo de vida.

Al hacerlo generamos un impacto positivo en la imagen de la empresa, y a su vez apoyamos al cuidado del planeta; además, repercutimos en ese propósito que le da una razón de ser a la empresa y con la cual las personas generan lazos más fuertes con la marca. 

De acuerdo con un estudio realizado por IMOP Insights, solo el 30% de la sociedad está realmente sensibilizada con este tema y la mayoría considera que son las empresas las que deben dar el primer paso. Aun así, vale la pena incorporar estas estrategias en nuestros negocios, pues los consumidores, poco a poco, han ido aumentando su lealtad con marcas socialmente responsables.

Para incorporarlo debemos gestionar factores ambientales (el manejo de residuos), sociales (la relación que se tiene con los diferentes grupos de interés como clientes, proveedores y socios) y de gobernanza (la transparencia y el manejo de información). Esto permite generar valor a largo plazo y atraer a nuevos clientes.

Algunas medidas que se pueden incorporar para incluir estrategias de sostenibilidad, de manera sencilla, son incluir materiales reciclables en la producción de nuestros productos, incorporar la reparación de productos o incluir el marketplace de desechos industriales, que consiste en vender materiales sobrantes de la producción para que otros los aprovechen.

El cambio climático y la sustentabilidad ya son una prioridad. Tarde o temprano, va a ser obligatorio incorporar estas prácticas en las empresas. Entonces, seamos los primeros en el mercado, tomemos ventaja de la competencia e impactemos positivamente en el planeta con una imagen empresarial efectiva.

* Adriana Gallardo es conferencista internacional, autora y líder del emporio Adriana’s Insurance. Business y Life Coach, autora y productora. Creadora de “Chingona Circle”, un grupo que empodera a la mujer. Doctora Honoris Causa por la Universidad Ejecutiva del Estado de México. Vive en California. IG @adrianagallardo1