Papa Francisco pide la prohibición mundial de la maternidad subrogada: “es deplorable”

El Papa Francisco condenó enérgicamente la maternidad subrogada, equiparándola con la trata de niños, e instó a su prohibición internacional

El Papa Francisco durante una misa dominical.

El Papa Francisco durante una misa dominical. Crédito: TIZIANA FABI/AFP | Getty Images

El Papa Francisco hizo un llamado a prohibir globalmente la maternidad subrogada, comparando la práctica con la “trata de niños”, durante una reunión reciente con embajadores en el Vaticano,

En su discurso, el Papa Francisco expresó su profunda desaprobación de la maternidad subrogada, describiéndola como una “grave violación de la dignidad de las mujeres y los niños”, según menciona The Washington Post.

Destacó la explotación involucrada, especialmente de las mujeres en situaciones financieramente difíciles. La opinión del Papa se alinea con las posiciones conservadoras de larga data de la Iglesia Católica sobre la salud reproductiva, incluida la maternidad subrogada, la fertilización in vitro y el aborto.

Esta declaración tiene implicaciones significativas, particularmente a la luz del movimiento de Italia hacia la implementación de una de las leyes sobre maternidad subrogada más restrictivas del mundo occidental.

La maternidad subrogada es un arreglo en el cual una mujer (llamada gestante subrogada) acuerda gestar y dar a luz a un bebé por cuenta de otra persona o pareja, quienes serán los padres intencionales del niño. Este acuerdo se utiliza generalmente por personas que, por diversas razones, no pueden tener hijos por sí mismos.

Implicaciones globales y regionales de la posición del Vaticano

El llamado del Papa Francisco a una prohibición global de la gestación subrogada añade una voz significativa al debate internacional en curso. Si bien las Naciones Unidas han advertido contra la mercantilización de los niños mediante la maternidad subrogada, han abogado por salvaguardias globales en lugar de una prohibición total.

Los comentarios del Papa llegan en un momento crucial, ya que muchas naciones europeas ya han prohibido la maternidad subrogada o la han limitado a casos altruistas. Esta situación ha llevado a los europeos a buscar servicios de gestación subrogada en países como Estados Unidos y, anteriormente, Ucrania.

Las declaraciones del Papa refuerzan los esfuerzos de la primera ministra de extrema derecha de Italia, Giorgia Meloni, quien aboga por leyes estrictas contra la maternidad subrogada.

La propuesta de Meloni incluye imponer penas de cárcel y fuertes multas a los padres que contraten madres sustitutas en el extranjero.

Meloni, haciéndose eco de los sentimientos del Papa, ha subrayado que la maternidad y el útero no son mercancías que se pueden vender. Sin embargo, los grupos a favor de la gestación subrogada han criticado los comentarios del Papa, temiendo que influyan significativamente en la política italiana y ayuden a la agenda legislativa de Meloni.

La postura del Papa Francisco sobre la maternidad subrogada ha suscitado un importante debate, reforzando puntos de vista conservadores y al mismo tiempo impactando las agendas políticas, especialmente en Italia.

A medida que continúa la conversación sobre los derechos reproductivos y las consideraciones éticas, la comunidad global observa de cerca cómo se desarrollan estos desarrollos.

Sigue leyendo:
· Papa Francisco expresa su preocupación por el arresto de curas en Nicaragua y pide “diálogo”
· Papa Francisco pide liberación inmediata de rehenes israelíes y el fin de la guerra durante su mensaje de Navidad
· Nueva York legalizó la subrogación compensatoria: mujeres podrán cobrar por gestar un bebé ajeno

En esta nota

Papa Francisco

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain