Habló la esposa del venezolano que se ahogó en río Bravo: pide ayuda para que no termine en una fosa común en México

Dayana Graterol indicó que la funeraria le está cobrando $4,500 dólares, de los cuales solo tiene $1,500. De no lograr pagar los servicios dentro de algunas semanas, el cuerpo de Carlos Luis León podría terminar en una fosa común en México. La compañía solo lo conservará durante un mes y medio

Habló la esposa de venezolano que se ahogó en río Bravo: pide ayuda para que no lo echen a una fosa común en México

Carlos Luis León Crédito: Foto cedida a El Diario de Nueva York por Dayana Graterol | Cortesía

Carlos Luis León murió ahogado en el río Bravo el 21 de de diciembre cuando estaba cerca de llegar a territorio estadounidense. Su esposa, Dayana Graterol, aún pide ayuda económica para reunir todo el dinero que una funeraria en la ciudad mexicana de Matamoros creme el cuerpo del joven y le envíe las cenizas hacia Utah, donde se encuentra actualmente junto a sus dos hijos y un sobrino.

La mujer, en conversación con El Diario de Nueva York, manifestó: “(El cuerpo) lo tienen los forenses de matamoros y actualmente estoy pidiendo ayuda porque no tengo el dinero que me está cobrando la funeraria. He hecho rifas, he recibido algunas donaciones, pero aún no tengo el dinero completo”.

Indicó que la funeraria le está cobrando $4,500 dólares, de los cuales tiene $1,500. Aún le falta reunir $3,000 dólares y, de no lograr pagar los servicios dentro de algunas semanas, el cuerpo de Carlos Luis León podría terminar en una fosa común en México. La compañía solo puede conservarlo durante un mes y medio.

Dos inmigrantes, de Haití y Venezuela, ahogándose después de quedar atrapados en el río Grande mientras intentaban cruzar a los Estados Unidos, el 21 de diciembre de 2023. Foto: Ángel Domínguez / AFP vía Getty Images

La muerte del venezolano quedó registrada en un video que se viralizó en las redes sociales. Las terribles imágenes muestran los momentos de angustia en los que el joven luchaba por salir del río Bravo, pero junto a él se encontraba un haitiano que también se ahogaba y, en su desespero por sobrevivir, jalaba a Carlos y le imposibilitó mantenerse a flote.

Cruzaron la selva del Darién

La familia —Carlos, Dayana, sus hijos Carlos Alejandro y Jorge Alejandro y su sobrino Daniel— salió el 20 de noviembre de Venezuela. Como miles de connacionales que avanzan hacia Estados Unidos, cruzó la peligrosa selva de Darién y avanzó hacia el norte, superando las dificultades que le presentaban además en países de Centroamérica y en México.

Dayana Graterol, su esposo Carlos Luis León, sus dos hijos y un sobrino en un autobús que tomaron en su recorrido hacia Estados Unidos. Foto: cedida a El Diario de Nueva York por Dayana Graterol

En territorio mexicano, adonde llegaron a principios de diciembre y fueron recibidos por un amigo, solicitaron el asilo Estados Unidos. Tres semanas después, aún sin recibir respuestas por parte de las autoridades estadounidenses, sin tener cómo pagar el alquiler y comprar comida, decidieron entregarse en la frontera entre Matamoros y Brownsville (Texas).

“Llegamos a Matamoros en la mañana y estaba rudo para pasar. Desafortunadamente en la tarde, cuando decidimos pasar todos, mi esposo murió ahogado. En el video se ve claramente que el haitiano terminó de ahogarlo. Mi sobrino es el chico que sale ahí y él trato de salvarlo (a Carlos), pero no pudo”, dijo la mujer a El Diario de Nueva York.

“Sin saber que nos iba a pasar esta desgracia”

“Nosotros estábamos esperando nuestra cita en México, pero, a raíz de que no nos salía y no estaban pasando esas situaciones, decidimos entregarnos sin saber que nos iba a pasar esa desgracia”, expresó Graterol.

Carlos Luis León y Dayana Graterol junto a sus dos hijos, ambos menores de edad. Foto: cedida a El Diario de Nueva York por Dayana Graterol

Fue el 14 de enero cuando las autoridades de México consiguieron el cuerpo de Carlos Luis León. Desde entonces, su familia ha intentado recaudar el dinero para costear el servicio funerario, que incluye la cremación del cadáver y el traslado desde Matamoros hasta el estado de Utah.

La migrante narró que salieron de su país debido a la crítica situación. “Teníamos una carnicería y lamentablemente el gobierno estaba extorsionándonos. Teníamos que darle carne, dinero y esas cosas. Por eso decidimos venirnos. Vendimos el carrito (vehículo) que teníamos y con eso migramos”.

Pidió asimismo ayuda a los venezolanos que están por el mundo y a cualquier persona que tenga la posibilidad. Por los momentos, dijo, está recibiendo el apoyo de las “hermanas” de una iglesia a la que está asistiendo, de una amiga y de un sobrino. Debido a su situación, no ha podido trabajar.

Dayana Graterol tiene a disposición una cuenta Zelle para que las personas le hagan llegar sus contribuciones: dayanagraterol2308@gmail.com.

Sigue leyendo:
• Hallaron cuerpo del venezolano que murió ahogado en río Bravo y familiares piden ayuda para el funeral
• Gobernador Greg Abbott: Texas ha transportado a más de 100,000 migrantes a ciudades santuario
• El angustiante momento cuando rescatan del Río Bravo a una mujer y a sus cuatro hijos con hipotermia

En esta nota

inmigrantes venezolanos Matamoros río bravo Texas Venezolanos en EEUU

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain