El papa denuncia la “hipocresía” de quienes lo critican por bendecir a los gays

“Nadie se escandaliza si doy mi bendición a un empresario que quizás explota a la gente y esto es un pecado gravísimo", dijo el papa Francisco en una entrevista

Francisco ha defendido a Fiducia Supplicans en varias ocasiones, resaltando que se bendice a los individuos.

Francisco ha defendido a Fiducia Supplicans en varias ocasiones, resaltando que se bendice a los individuos. Crédito: Ettore Ferrari | EFE

El papa Francisco denunció la “hipocresía” en las críticas a su decisión de permitir que la Iglesia bendiga a parejas del mismo sexo.

“Nadie se escandaliza si doy mi bendición a un empresario que quizás explota a la gente y esto es un pecado gravísimo. Mientras se escandalizan si se lo doy a un homosexual…. ¡Esto es hipocresía!”, aseguró el papa Francisco en una entrevista que será publicada mañana en la revista católica Credere.

Hay que recordar que la Iglesia aprobó en diciembre las bendiciones a las personas LGBT, a través de un documento del Vaticano llamado Fiducia Supplicans (Fideicomiso de Suplicación).

La declaración fue elaborada por el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En el texto, asegura que “se puede entender la posibilidad de bendecir a las parejas en situaciones irregulares y a las parejas del mismo sexo sin convalidar oficialmente su estatus ni alterar en modo alguno la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el matrimonio”.

La declaración causó un terremoto dentro de la iglesia, con distintos sacerdotes de todo el mundo oponiéndose a la decisión.

Una de las que se hizo más conocida fue la del cardenal Gerhard Ludwig Müller, exprefecto de la Doctrina de la Fe, quien dijo al diario italiano ‘La Repubblica’ que la bendición de parejas homosexuales “es una blasfemia”.

“Digo esto no en base a mi autoridad oficial o personal sino en base a la autoridad de la revelación divina. En las Sagradas Escrituras, el apóstol Pablo afirma que el comportamiento inmoral, incluidas las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, es objetivamente la expresión de adoración a la criatura y no al Creador”, cuestionó.

Desde entonces Francisco ha defendido a Fiducia Supplicans en varias ocasiones, resaltando que se bendice a los individuos.

“Cuando una pareja se acerca espontáneamente a pedirlos, no se bendice la unión, sino simplemente a las personas que juntas lo han solicitado. No el sindicato, sino las personas”, dijo el  26 de enero.

El rol de las mujeres en la Iglesia

Además de reflexionar acerca de la homosexualidad, en la entrevista con la revista católica Francisco también se refirió al papel de la mujer en la Iglesia católica, señalando que “abrir el trabajo en la Curia a las mujeres es importante”.

“En la Curia romana ahora hay varias mujeres porque se desempeñan mejor que nosotros los hombres en ciertos roles”, dijo el papa, destacando la necesidad de cambios que piden los fieles. “La gente sufre mucho… nosotros los clérigos a veces vivimos cómodamente… necesitamos ver el trabajo, el sufrimiento de la gente”.

Y, en medio de las dudas sobre su salud, tranquilizó a sus fieles: “La Iglesia se gobierna con la cabeza, no con las piernas”.

Sigue leyendo:

· Papa Francisco expresa su preocupación por el arresto de curas en Nicaragua y pide “diálogo”
· Papa Francisco pide liberación inmediata de rehenes israelíes y el fin de la guerra durante su mensaje de Navidad

En esta nota

Papa Francisco

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain