Idaho no ejecuta al asesino en serie al no encontrar una vía intravenosa para la inyección letal

Thomas Eugene Creech debía recibir una inyección con cinco gramos de pentobarbital, un potente sedante, pero tras más de 45 minutos tratando de insertarle la sonda, el equipo médico desistió de ejecutarlo

El reo fue devuelto a su celda tras suspenderse la ejecución.

El reo fue devuelto a su celda tras suspenderse la ejecución. Crédito: Departamento Correccional de Idaho | Cortesía

El estado de Idaho no pudo ejecutar este jueves a Thomas Eugene Creech, un asesino en serie con más de 50 años en prisión, porque el equipo médico fue incapaz de insertarle la sonda intravenosa para la inyección letal.

La ejecución de Creech, un hombre blanco de 73 años al que se considera responsable de al menos 11 asesinatos, estaba prevista a las 10:00 hora local (17.00 GMT) en el Instituto Correccional del Estado de Idaho, al sur de Boise.

Según el protocolo, debía recibir una inyección con cinco gramos de pentobarbital, un potente sedante, pero tras más de 45 minutos tratando de insertarle la sonda, el equipo médico desistió de ejecutarlo, según informaron autoridades y testimonios.

Los miembros del equipo médico intentaron establecer una vía intravenosa en ambos brazos y en las piernas de Creech, pero no fue posible, informó Associated Press. Un miembro del equipo también tuvo que abandonar la cámara de ejecución para reunir más suministros, según el medio.

El reo fue devuelto a su celda tras suspenderse la ejecución, según informó la agencia EFE.

Antes de la ejecución fallida, a Creech se le permitió pasar tiempo con su esposa la noche anterior. Pidió pollo frito, puré de patatas, salsa y helado como comida final.

Asimismo, el asesino en serie solicitó la presencia de un obispo episcopal la mañana de su ejecución, según informó Fox News Digital. A Creech se le permitió usar un crucifijo durante el procedimiento y al obispo se le permitió descansar la mano sobre su hombro durante todo el proceso, dijo el medio.

Ejecución en suspenso

La ejecución habría sido la primera ejecución en Idaho en 12 años.

La ley de ejecución en Idaho, aprobada el año pasado por el gobernador Brad Little, autoriza el uso de un pelotón de fusilamiento como método de ejecución si se considera que la inyección letal no está disponible.

No obstante, no está claro si ese será el destino de Creech.

Los abogados del hombre inmediatamente presentaron una nueva moción para detener la ejecución.

“Dado el fallido intento de ejecución de esta mañana, que demuestra la incapacidad del IDOC para llevar a cabo una ejecución humana y constitucional, el abogado abajo firmante busca preventivamente una suspensión de emergencia de la ejecución para evitar más intentos hoy”, argumentó su defensa, según Associated Press.

El largo historial de Creech

El asesinato por el que Idaho iba a ejecutar a Creech ocurrió en 1981, dentro de la cárcel, pero el reo tenía un currículum criminal muy extenso.

Había sido condenado a muerte inicialmente por los asesinatos de John Wayne Bradford y Edward Thomas Arnold en 1974 en Idaho, pero esa sentencia fue posteriormente conmutada por una cadena perpetua cuando la pena de muerte fue declarada inconstitucional durante un breve periodo de tiempo.

Mientras cumplía su nueva pena de cadena perpetua, asesinó en la cárcel a golpes a David Dale Jensen, otro preso que servía condena por un robo de automóvil.

Además, también había sido condenado en el estado de Oregón por el asesinato en 1974 de William Joseph Dean y en California por el de Vivian Grant Robinson en el mismo año.

Estos son los cinco asesinatos por los que Creech fue condenado a lo largo de su vida, pero llegó a admitir cerca de 40, aunque las autoridades ahora son escépticas de que sea realmente el responsable de todos ellos, ya que hizo las confesiones bajo coacción.

Las autoridades, sin embargo, sí que le creen responsable de al menos 11 asesinatos.

En Oregón, precisamente, los fiscales decidieron archivar otro caso de asesinato contra Creech -el de Sandra Jane Ramsamooj- en vista de las condenas que ya acumulaba.

Problemas por la dificultad

Las ejecuciones con inyección letal han enfrentado en los últimos años numerosos problemas, entre ellos la dificultad de los equipos médicos para introducir sondas intravenosas en presos de avanzada edad o con complicaciones de salud.

Por este motivo, entre otros, Alabama probó por primera vez el mes pasado la asfixia con gas nitrógeno, un nuevo método que otros estados ya han empezado a estudiar.

Este miércoles por la tarde el estado de Texas tiene previsto ejecutar a las 18.00 hora local (00.00 del jueves GMT) a otro preso, el latino Ivan Cantu, condenado a muerte por los asesinatos en el 2000 de su primo y la prometida de este.

Con información de EFE.

Sigue leyendo:

– “Fue una tortura horrible”: Así describió pastor de Kenneth Eugene Smith su ejecución en prisión de Alabama con gas nitrógeno
– El mensaje de Kenneth Eugene Smith antes de ser ejecutado con gas nitrógeno: “Alabama ha provocado que la humanidad dé un paso hacia atrás”
– “Tengo ataques de pánico y mi cuerpo se está desintegrando”: Así vive Kenneth Eugene Smith, el preso en Alabama sentenciado a ser ejecutado con gas nitrógeno

En esta nota

ejecución

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain