Denuncian que niños desamparados que viven en albergues y hoteles están en riesgo

Un informe del contralor revela fallas gravísimas sobre los programas de cuidado infantil que se le ofrece a los menores y exige a la administración de Blasio que actúe ya mismo

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Denuncian que niños desamparados que viven en albergues y hoteles están en riesgo
El contralor Scott Stringer presentó un informe que revela fallas gravísimas sobre los programas de cuidado infantil que se le ofrece a los menores en los albergues
Foto: Edwin Martínez / El Diario

Nueva York está viviendo una tragedia sin precedentes con los 60,017 desamparados que hay actualmente, pero son los niños sin hogar que viven en refugios y en hoteles, quienes están en mayor peligro, ante la falta de controles y regulaciones de salud y seguridad.

Así lo dio a conocer este miércoles el contralor Scott Stringer, tras presentar los resultados de una investigación que adelantó su oficina, en la que se revela que hay fallas “gravísimas” con el suministro de servicios de cuidado infantil en la mayoría de los sitios manejados por la Ciudad donde viven niños desamparados. El 80% de los empleados encargados de los pequeños no se ha sometido a una revisión de su historial criminal ni de abuso infantil.

Asimismo, el reporte del contralor señala de manera grave que el número de menores en los albergues se ha triplicado y que la presencia de menores desamparados en hoteles comerciales, donde no existen unidades de cuidado infantil, aumentó 224% entre abril y agosto de este año.

“Esta investigación revela que Nueva York ha creado dos estándares de cuidado: un sistema inferior para niños desamparados y otro para todos los demás”, dijo el funcionario. “Se ha fallado enormemente y tenemos que salvar a esos niños”.

Otros de los hallazgos de la investigación que alarman al contralor es que la mayoría de los menores que viven en los albergues y hoteles son recién nacidos y pequeños hasta los 5 años, y el promedio de estadía antes de encontrar un hogar ahora es de 412 días, cifra que supera las de años anteriores.

“Este problema no se va a resolver de la noche a la mañana pero la prioridad principal debe ser proteger a esos niños al costo que sea”, agregó Stringer, quien pidió a la administración de Blasio que actúe ya mismo ante una problemática que calificó de “inaceptable” y solicitó mayores controles, inspecciones y someter a todos aquellos que trabajen con los menores a revisión de prontuario criminal.

El informe también revela que el 41% de los sitios visitados no cuenta con aspersores de agua en casos de incendios y el 20% ni siquiera tiene extinguidores.

El reporte destaca que el 18.5% de los padres que viven en los albergues con sus hijos vivieron en albergues cuando eran niños, lo que deja ver la tendencia a un ciclo con el que se debe acabar.

Aja Worthy-Davis, vocera de la administración de Blasio defendió el compromiso de la Ciudad para manejar el tema de los desamparados y le pidió al contralor que respalde más las iniciativas del mandatario local.

“El Contralor está en lo cierto cuando dice que los hoteles comerciales no son el lugar ideal para los neoyorquinos sin hogar. Es por eso que él debe apoyar la construcción de refugios en lugar de apoyar a grupos que se oponen a los refugios y al uso de los hoteles”, comentó la vocera.

“DHS está trabajando con varias agencias de la Ciudad para desarrollar un sistema que proporcione cuidado eficaz a niños en los refugios. Esperamos que esas medidas sean puestas en práctica en los próximos meses”.

Asimismo, la Ciudad asegura que ha promovido una política de fácil admisión de familias desamparadas a los refugios, al igual que a programas escolares dirigidos a ayudar a los niños sin hogar.

“ACS trabaja estrechamente con el Departamento de Servicios para Desamparados (DHS) para aumentar la admisión a EARLYLEARN para los niños menores de 5 años que residen en refugios, y además educa regularmente a directores de albergues y proveedores externos sobre cómo inscribir a los niños en el programa”, agregó Worthy-Davis.

Estella González, quien vive en un albergue de Manhattan con su hijo de dos años, aseguró que más allá de que se creen centros de cuidado infantil en los refugios, lo más importante es acceder a una vivienda permanente.

“Yo sé que somos muchos los que no tenemos casa, pero le pido al alcalde que use más dinero para ubicarnos en sitio propio a mi nene y a mí y a otras familias que no tenemos nada”, dijo la madre puertorriqueña.

Datos de la investigación del contralor

  • Se calcula que de los 60,000 desamparados que hay en los albergues de Nueva York, 24,000 son niños
  • El 82% de los trabajadores de cuidados infantiles de los refugios donde se condujo la investigación no ha sido sometido a revisión de su historial criminal ni antecedentes de abuso infantil.
  • El 49% de esos empleados no tiene entrenamiento válido sobre abuso infantil, identificación de maltratos, reporte y prevención.
  • En 21 de los centros visitados que no cuentan con unidades permitidas de cuidado infantil, el 41% carece de aspersores de agua en casos de incendios y el 20% no tiene extinguidores.
  • 30% de los albergues no tiene suficiente espacio exterior.
  • 20% de los albergues no tiene zona de juego.
  • Más de una cuarta parte de todos los albergues de familias con niños cuenta con centros de cuidado infantil que no tienen permiso de la Ciudad.
  • El 59% de los albergues para familias no cuenta con centros de cuidado infantil en ese lugar y a muchos niños no se les ofrece la posibilidad de servicios de cuidado.
  • 224 menores que viven en hoteles comerciales no cuentan con ningún tipo de programa de cuidado infantil allí.
  • La Agencia de Cuidado Infantil de la Ciudad (ACS) y el Departamento de Servicios de Desamparados (DHS) manejan seguimientos diferentes por lo que no logra establecerse cuáles niños reciben programas de educación temprana y cuáles no.
  • Casi 3,000 niños desamparados menores de 3 años que son muy pequeños para sumarse al Pre Kinder Universal, no reciben acceso a otros programas infantiles.
  • 70% de los albergues que tienen unidad de cuidado infantil allí mismo tiene requisitos de elegibilidad que restringe el acceso.
  • El promedio de estadía de las familias en los albergues es actualmente de 412 días, un 28% más que en el 2007
  • El 18.5% de los padres que viven en albergues con sus hijos vivió en albergues cuando era niño.
  • La Ciudad aumentó $200 millones de inversión en los albergues pasando de $17 a $19 millones.

Te recomendamos