Guatemala va por la tercera victoria

Guatemala/EFE – La selección nacional de fútbol de Guatemala viajó ayer a San Vicente y Las Granadinas, donde buscará su tercera victoria en la eliminatoria para el Mundial de Brasil 2014.

Dirigidos por el paraguayo Ever Hugo Almeida, el equipo tenía previsto llegar a la isla caribeña anoche, luego de hacer escala en Panamá y Trinidad y Tobago.

El partido contra San Vicente y Las Granadinas se disputará el viernes en la capital de Kingstown, y es el de vuelta de la eliminatoria del grupo E de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

El pasado 2 de septiembre, de local, Guatemala derrotó al equipo caribeño por 4-0 y el día 6 del mismo mes le ganó a Belice por 1-2, de visita en Belmopán. Guatemala encabeza la eliminatoria del grupo E de la Concacaf con 6 puntos producto de sus dos victorias y su objetivo el viernes es conseguir otro triunfo para seguir en el primer lugar.

Almeida no convocó para el partido del viernes a los legionarios Carlos Ruiz y Marco Pappa, del Veracruz mexicano y del Chicago Fire estadounidense, aunque sí los utilizará para el partido contra Belice, el 11 de octubre en Guatemala.

Pero Almeida sí lleva a los otros legionarios José Contreras, Dwight Pezzarossi y Minor López, de los equipos Universidad de Concepción, La Serena y Naval, respectivamente. También incluyó a José Castillo, quien juega en la Universidad de Virginia (EEUU).

La Asociación Uruguaya de Fútbol recibirá 10,5 millones de dólares por los derechos de televisión de los partidos que Uruguay jugara en casa en las eliminatorias sudamericanas de la Copa del Mundo de Brasil 2014 tras un acuerdo con las empresas Tenfield (uruguaya) y Full Play (argentina).

El convenio firmado el lunes es el resultado de mas de un año de negociaciones y se logró cuatro días antes del debut de los celestes en las eliminatorias el próximo viernes frente a Bolivia en Montevideo.

La empresa Tenfield, propiedad del empresario deportivo uruguayo Francisco “Paco” Casal, representante de la mayoría de los futbolistas de la selección, abonará 7 millones de dólares por el derecho de televisión interna y Full Play 3,5 millones por la difusión de los partidos en el exterior.