¿Hasta cuándo, Sr. Presidente Obama?

En sus dos primeros años de gobierno el presidente Barack Obama ha demostrado lo poco que significó para él el hecho de que el voto hispano fuera crucial para su elección en las elecciones del 2008. Digo esto porque en estos primeros dos años de gobierno no se ha hecho nada para solucionar la actual situación migratoria de millones de inmigrantes indocumentados residentes en el país.

Por el contrario, el tema de inmigración es constantemente relegado a un último plano. La primera excusa fue el paquete de ayuda para los bancos. De acuerdo al presidente Obama y su administración la prioridad del gobierno en ese momento era salvar a los bancos porque eran “demasiado grandes para fracasar”.

Luego la prioridad fue crear un sistema de salud comprensivo que cubriera a la mayoría de los ciudadanos. “Bueno, pensamos, en realidad eso es algo importante, esperemos un poco más.” Pero el ser pacientes no nos sirvió de nada porque luego de culminado el debate por el plan de salud vinieron las elecciones y la mayoría demócrata en las dos cámaras pasó a la historia.

Lo que ha venido después es un intercambio verbal fútil e interminable entre el presidente y los congresistas que ha mantenido al país paralizado por los últimos ocho meses. Después de ese largo periodo de parálisis nacional, empezamos otra vez a ver a un presidente Obama energético y decidido a luchar. Y entonces nos ilusionamos al pensar que había llegado el momento de hablar de la reforma migratoria, pero una vez más nos mandaron para el final de la fila a esperar. Este tampoco es el momento de la reforma migratoria. La prioridad ahora es crear empleos y no se sabe cuando se podrá hablar del tema migratorio. Y yo me pregunto, hasta cuando seguiremos esperando? Hasta cuando seguirán usando el voto hispano para ganar elecciones? Hasta cuando señor presidente?