No serán deportadas

Nueva York – El mejor regalo de cumpleaños que pudo haber recibido una estudiante, que iba a ser deportada a su país natal Bangladesh, fue el poder quedarse en los Estados Unidos.

“Este es un gran regalo de cumpleaños”, dijo Nadia Habib, quien vive en Woodside Queens y tenía una orden de deportación ayer junto a su madre Nazmin Habib. “Por ahora estoy tratando de calmar mis nervios por la situación que pudo haber pasado. Para mi cumpleaños creo que vamos a tener una reunión familiar y probablemente después salga con algunos amigos”, agregó la estudiante que hoy viernes cumple 20 años.

Nadia, quien actualmente estudia farmacéutica en la universidad de Stony Brook, llegó a Estados Unidos cuando apenas tenía un año junto a su madre. Ahora tiene tres hermanos menores nacidos en Nueva York.

Jawad, el padre de la joven quien es taxista, trató de arreglar la situación migratoria de la esposa y la hija, y ahí fue cuando recibieron la orden de deportación, según Daniela Alulema, miembro del Concejo de Liderazgo Juvenil del Estado de Nueva York (NYSYLC por sus siglas en inglés), que organizó la intensa campaña para tratar de detener la deportación ya que la joven es elegible bajo la ley de fomento para el progreso, alivio y educación para menores extranjeros (Dream Act).

La madre e hija recibieron la noticia de deportación el 10 de septiembre y ayer tenían que presentarse con el pasaporte y una maleta cada una en las oficinas de ICE. Mientras que las dos se reunían con el director de la oficina local de ICE, afuera permanecían cientos de simpatizantes con pancartas en mano protestando para que la estudiante y la madre no fueran deportadas.

“Conseguimos más de 6,000 peticiones electrónicas a nivel nacional y cientos de llamadas fueron hechas al Departamento de Seguridad Nacional”, indicó Alulema, quien junto a cientos de personas acompañaron a la madre y su hija a la cita que tenían en inmigración en el edificio del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

El gobierno federal continúa revisando el caso de las inmigrantes, quienes esperan la decisión final. “Todavía no tienen fecha para volver a inmigración, sólo tienen que esperar por lo que decidan”, dijo Alulema. No todo ha terminado, la lucha continúa y ahora NYSYLC pide a la comunidad que llamen al director de USCIS, Christopher Shanahan para cancelar la orden de deportación para Nadia y la mamá Nazmin.