Romney gana puntos ante los conservadores

WASHINGTON/AP – Las cuestiones económicas parecen interesar más que los sermones a los conservadores culturales y por lo menos algunos parecen dispuestos a apoyar las aspiraciones presidenciales del republicano Mitt Romney, que había suscitado dudas en muchos debido a sus posiciones variables y a su religión mormona.

La economía sigue siendo el foco de la campaña, con un persistente desempleo del 9,1% y un crecimiento débil, que hace parecer vulnerable al presidente Barack Obama a ojos de los republicanos. Romney habló el sábado en la reunión anual de los Votantes por los Valores en la esperanza de que su enfoque en la economía le permitiera conquistar a los escépticos.

Romney habló en la reunión de los conservadores sociales un día después que un partidario de su principal rival, el gobernador de Texas Rick Perry, sugirió en el mismo encuentro que la fe mormona de Romney tenía tintes de secta.

Romney dijo ayer que “el lenguaje venenoso nunca ha promovido nuestra causa”. Agregó que el país debía acoger la presencia de la fe en el debate público y no dejar que las diferencias religiosas dividan a los conservadores.

Además exhortó a los conservadores en el terreno social a escoger al candidato presidencial con los mejores antecedentes en cuanto a la economía.

A juzgar por la opinión de los asistentes, la economía es lo que está dando a Romney -ex ejecutivo empresarial y gobernador por un período del estado de Massachusetts de mayoría demócrata- la mejor oportunidad de conquistar a algunos de los conservadores sociales y cristianos a quienes no logró atraer en su primera campaña presidencial en el 2008.

Perry llevó su campaña ayer al bastión conservador del noroeste de Iowa, el estado que efectuará la primera elección primaria a principios de enero.

Hace cuatro años, Romney centraba su campaña en cuestiones sociales que tenían buena repercusión con el público. No le resultó, ya que no pudo superar el escepticismo sobre su religión mormona y sus antecedentes de cambiar de opinión en cuestiones como derecho al aborto y derechos de los homosexuales. Y estos votantes no son un público propicio para Romney cuando están en carrera otros como la representante Michele Bachmann y el ex senador Rick Santorum.