Siete equipos no conocen triunfo

NUEVA YORK/AP – Iniciar una campaña en la NFL con una marca de 0-2 no es necesariamente un indicio de una temporada condenada a la ruina.

Este año, al ver la manera en que los Colts, Chiefs y Seahawks han perdido sus dos primeros juegos, es difícil imaginar que cualquiera de estos campeones divisionales del 2010 puedan darle un giro a su situación. Sin embargo, las recuperaciones después de un inicio lento no son inusuales en la liga: 22 equipos desde 1990 han logrado llegar a la postemporada tras iniciar la campaña regular con dos derrotas. Aunque ningún equipo lo logró en la postemporada del 2009 o del 2010, en el 2007 los Giants iniciaron su temporada de 0-2 y ganaron el Super Bowl.

No obstante, las recuperaciones con jugadores cruciales lesionados (Peyton Manning y Gary Brackett en Indianapolis, Jamaal Charles y Eric Berry en Kansas City), o con incertidumbre en muchas posiciones (la alineación de los Seahawks parece cambiar cada hora) lindan en lo imposible.

Tras el juego del lunes por la noche, en el que los Rams cayeron a marca de 0-2, siete equipos siguen sin conocer la victoria. Carolina, gracias a las dinámicas actuaciones del debutante mariscal Cam Newton, ha estado impresionante de todos modos. Minnesota ha desperdiciado un par de ventajas hacia el final de sus dos derrotas.

Pero Indianapolis, Kansas City, Seattle y Miami han lucido desahuciados. Los Dolphins perdieron dos veces en casa y dejaron su marca reciente en el Sun Life Stadium en 1-11. Comenzaron con marca de 0-2 cinco de las últimas seis temporadas.

Más decepcionante, y de alguna manera más bochornoso, es lo que ha ocurrido a los Colts.

Todo equipo en cualquier deporte tendría problemas sin su mejor jugador, particularmente cuando ese jugador es del nivel de Manning. Pero su cirugía de cuello en mayo y las subsecuentes complicaciones lo han dejado fuera de acción en forma indefinida. Y tienen a los Colts encaminados hacia la competencia por obtener al mariscal Andrew Luck en el draft del próximo año, más que en la lucha por la División Sur de la Conferencia Americana, que suelen dominar.

“Hay 16 jornadas y perdimos dos de ellas”, dijo el ala defensiva Dwight Freeney, cuya unidad no ha rescatado a una ofensiva anémica. “Sólo tenemos que recuperarnos y arreglar algunas cosas”.

Puede ser. Pero sin Manning, este equipo está a la deriva.

Se ha culpado mucho al mariscal Kerry Collins, quien fue colocado en una situación insostenible al llegar tan tarde en la pretemporada -después de estar retirado- y tratar de reemplazar al cuatro veces Jugador Más Valioso, alrededor del cual está construida la ofensiva de Indianapolis. Pero Freeney, Reggie Wayne, Jeff Saturday, Dallas Clark y Brackett, otros astros de los Colts no han dado la cara.

“No nos queda mucho tiempo”, comentó Wayne, insinuando dudas sobre la mentalidad del equipo.