Supremo escuchará caso sobre deportaciones

Washington/EFE – El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos decidió ayer que escuchará la apelación del Gobierno del presidente Barack Obama contra el dictamen de un tribunal a favor de inmigrantes que no quieren ser deportados.

Un Tribunal Federal de Apelaciones de San Francisco, California, emitió dos fallos que permiten que los inmigrantes, acusados de crímenes, presenten recursos contra su deportación.

En los dos casos, los abogados de los inmigrantes se ampararon en las estipulaciones de la ley de inmigración bajo las cuales las personas que han residido legalmente en Estados Unidos durante más de cinco años, o de manera ilegal durante más de siete, pidan que se les exima de la deportación.

Los abogados alegaron, y el Tribunal de Apelaciones validó el argumento de que los inmigrantes que hayan venido a Estados Unidos siendo niños pueden contar a su favor los años que sus padres y madres hayan estado en el país.

El Gobierno de Obama rechaza esta interpretación de la ley y en su apelación ha indicado que tal suspensión de las deportaciones contraría la prioridad que la Casa Blanca da a la expulsión del país de los extranjeros que hayan cometido crímenes.