Su poder educativo resuena en el mundo

Ana Ponce fue seleccionada una de las 7 educadoras más influyentes
Sigue a El Diario NY en Facebook

Dos décadas dedicadas a mejorar la educación de niños y jóvenes latinos en el área de Pico-Union, le ha permitido a Ana Ponce, directora general de la escuela Camino Nuevo Chárter Academy, ser reconocida en la prestigiada revista Forbes como una de las siete educadoras más influyentes del mundo.

“Proveer educación de excelencia, sobre todo a los 16 millones de niños que viven en la pobreza, requiere de un compromiso extraordinario”, comentó Wendy Kopp, fundadora y directora de Teach for America, quien estuvo a cargo de elegir a los siete educadores que integran la lista. En la que Ponce es la única latina.

“Ana representa el número creciente de líderes escolares que trabajan para transformar la educación de los niños en comunidades de bajos recursos y los pone en una trayectoria de vida diferente”, resaltó Kopp.

Para Ponce, su trabajo en la educación ha sido un proceso natural. “Crecí en está comunidad de Pico-Union cuando llegué a a los cuatro años de Guanajuato, México. Fui a escuelas públicas y no fue hasta que fui a la universidad que me di cuenta que los niños de esas escuelas como a las que yo asistí no aprendían lo mismo que otros estudiantes, particularmente los estudiantes de inglés como segundo idioma”, recordó.

Con el afán de enfocarse en este tipo de estudiantes, desde hace 10 años, Ponce tomó las riendas de la escuela chárter Camino Nuevo Academy y hoy dirige cinco escuelas más del mismo nombre, incluyendo una escuela secundaria y un campus preescolar. En total son 26,000 estudiantes a su cargo. Y proyecta que en los próximos tres años serán cerca de 38,000 estudiantes.

“Apoyo firmemente el Programa de Inmersión del Lenguaje y creo en anteponer el aspecto del bienestar del estudiante. Enfrentar barreras básicas como las del idioma, su situación económica, acceso a servicios de salud , etc… Una vez que apoyamos a los padres con eso, podemos enfocarnos en su educación académica”, señaló la directora.

Este aspecto es lo que hace que El Camino pueda brindar a sus alumnos una educación superior, comparada con los estándares que muestran otras escuelas públicas del área. Algo que puede verse reflejado con tan solo entrar a uno de los salones de clase del noveno grado, donde en las paredes del salón se encuentran colocadas fotos de los estudiantes en las que cada uno describe tres nombres de universidades a las que planea asistir. Entre los que predominan nombres como la Universidad del Sur de California (USC), Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Yale y Harvard.

“En el octavo grado se les pide a los estudiantes que hagan su investigación acerca de varias universidades para empezar su camino al colegio”, comentó Ponce. Y el resultado de este enfoque en El Camino ha sido fructífero.

“El 82% de nuestros graduados son aceptados en universidades de cuatro años”, aseguró la directora, quien actualmente combina su arduo trabajo con el cuidado de Joaquín, su primogénito, quien la acompaña algunas veces durante su jornada de trabajo.

“Ahora que tengo mi propio hijo me preocupo aún más por la educación”, manifestó Ponce y enfatizó la importancia de padres y educadores de “no dejar que los actuales recortes económicos a la educación sean excusa para no buscar ofrecer a sus hijos y estudiantes la mejor educación posible”, apuntó Ponce.