Legisladores invierten en bancos

WASHINGTON, D.C – Fue una política heredada del gobierno de George W. Bush, pero ha sido uno de los blancos electorales más efectivos desde 2008: el Programa de Alivio para Activos en Problemas (TARP). Un dato curioso, sin embargo, es que varios congresistas han invertido en instituciones financieras que recibieron ayuda del gobierno.

Se ha criticado hasta el cansancio. Descrito como un virtual rescate a los bancos, TARP, una política creada en 2008 y ejecutada con posterioridad, tendrá un costo total de 19 mil millones de dólares de las manos de los contribuyentes; según la última estimación de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

“Los republicanos entienden que los estadounidenses quieren una economía construida en base a responsabilidad fiscal, no una deuda masiva y rescates permanentes. Es tiempo de cerrar TARP”, dijo el entonces líder de la minoría en la Cámara de Representantes John Boehner (R-OH), en diciembre de 2009.

No obstante, al año siguiente, Boehner -ahora presidente de la asamblea-, junto a varios congresistas, habrían invertido en firmas como Goldman Sachs, que recibió un rescate de 10 mil millones de dólares del gobierno.

La información incluida en un nuevo reporte lanzado esta semana por el Centro de Política Responsable (CRP) indicó que 19 legisladores reportaron participación en la institución financiera.

“Nueve de ellos ocupan cargos en poderosos comités legislativos, que en algunos casos, están encomendados de regular al gigante de Wall Street”, especificó el análisis. A ellos se suman congresistas como Boehner y el líder de la mayoría en la Cámara Baja, Eric Cantor (R-VA).

“En conjunto los 19, han invertido entre 480 mil y 1.1 millones de dólares en Goldman Sachs en 2010. Eso es un promedio de 812,900 dólares por legislador”, agregó CRP. El rango es una estimación, en base a promedios, elaborada por el centro. Esta se fundamenta en reportes que los miembros del Congreso deben hacer sobre sus bienes, en términos amplios.

Por otra parte, cuando se habla de cabildeo y contribuciones, la puerta parece abrirse hacia los dos lados. CRP indicó que los empleados de Goldman Sachs y su Comité de Acción Política (PAC) han contribuido con cerca de 124 mil dólares a las campañas de 12 de los legisladores enunciados, esto incluye el ciclo electoral 2010 y parte de 2011.

Las paradojas en el Capitolio, no terminan aquí. La semana pasada otro reporte indicó que 250 legisladores son millonarios, es decir 47%. Los datos se basaron en un promedio entre sus activos y pasivos declarados en 2010.