La locura de las compras se va al ‘lunes negro’

Washington/EFE – Después de su concurrencia multitudinaria a las tiendas desde antes que comenzara el “viernes negro”, los consumidores del país recorrieron las tiendas ayer y esperaban ahora por el “lunes negro” para las compras por Internet.

Los días favoritos de consumo, los que supuestamente sacan a muchos comerciantes del “rojo” de las pérdidas y los llevan al “negro” de las ganancias, se han ido expandiendo en las últimas décadas y ya no cubren solo el viernes que sigue al Día de Acción de Gracias.

Los medios de prensa calcularon ayer que unos 155 millones de personas concurrieron a las tiendas el viernes.

Este año WalMart, la mayor cadena mundial de tiendas minoristas, abrió sus puertas a las diez de la noche del jueves, lo cual obligó a sus trabajadores de turno a interrumpir más temprano la cena familiar de Acción de Gracias.

Otras tiendas por departamento y los grandes centros comerciales recibieron a las muchedumbres consumidoras desde la medianoche, y en varias partes del país hubo los habituales incidentes de violencia entre compradores ansiosos por llevarse alguna ganga.

La siniestra jornada tuvo un saldo de varios personas y niños lastimadas luego que una mujer latina rociara gas lacrimógeno a unos 20 clientes, varias trifulcas en Ohio y Michigan donde varias mujeres se trenzaron a golpes por toallas a precio de descuento, tiroteos y una confrontación tras la cual un abuelo quedó inconsciente y sangrando en el piso. En Puerto Rico, un hombre cayó mortalmente en suelo tras sufrir un infarto mientras los compradores continuaban con sus compras como si nada. El establecimiento tampoco quiso cerrar sus puertas.

El “lunes negro” lo inauguró en 2005 la Federación Nacional de Comercio Minorista y el año pasado, según la firma ComScore que estudia el comercio cibernético, embolsó ventas por más de 1.000 millones de dólares.