Prepara ya tus ahorros de impuestos

Analiza tu situación fiscal ahora y las deducciones que te ofrece el IRS para los ingresos del 2011 y recoge los frutos la próxima primavera

Antes de que comiences a poner en orden tus papeles de impuestos antes de la próxima primavera, considera algunos cambios que tendrán lugar en las deducciones para los ingresos del 2011. Antes que termine este año los contribuyentes deben consultar el sitio del IRS en http://www.irs.gov para confirmar las cifras precisas de esas y otras deducciones personales y estándares de deducciones, reclamos de pérdidas, excenciones, etc. así como las tasas de millaje estándar del 2011. Busca información más detallada en el artículo “2011 Taxes – Expirations, Increases in Tax Deductions & Tax Credits” del mencionado sitio.

Para tratar de reducir el pago de impuestos en el próximo año, estima, en lo posible, tus ingresos, gastos, ahorros, y posibles deducciones. Aunque retrasar ingresos extras -como hacen algunas personas intentando reducir el total del dinero recibido en el año que termina- puede ser una buena estrategia, no tiene sentido si sabes que el año siguiente tu sueldo será mayor y estarás en una categoría fiscal más alta. Pero si ese no es tu caso, y trabajas por tu cuenta, envía las últimas facturas tarde en diciembre para no recibir el pago hasta enero, y compra ahora todo lo que se necesite para tu negocio, para utilizar esos gastos para reducir tus ingresos.

Si utilizas deducciones detalladas en tu declaración de impuestos -en lugar de utilizar las “Standard”-, éste es el momento de hacer todos los gastos deducibles posibles, como adelantar el pago de los impuestos estatales y locales, para aprovecharte de las deducciones este año; pagar el recibo de la hipoteca de enero en diciembre; si tienes pendiente alguna operación médica o dental, hacerla ahora; y realizar tus donaciones a entidades benéficas también este mes.

Si has tenido importantes ganancias en la Bolsa, vende algunas acciones con pérdidas para compensar y evitar pagar los impuestos correspondientes. En caso de que tu empleador te permita apartar algunos ingresos antes de impuestos para cubrir gastos médicos, utilízalos ahora, pues los gastos permitidos que no utilices antes de fin de año, se pierden.

Por último, poner dinero en un IRA es una de las mejores maneras de reducir impuestos. Lo mejor, si puedes, es colocar el máximo.