Recuerdan a estudiante indocumentado

Los Ángeles/EFE – Jóvenes a favor del DREAM Act, familias afectadas por las deportaciones y activistas proinmigrantes realizaron ayer en Los Ángeles una vigilia en memoria de un estudiante indocumentado de Texas que se suicidó la semana pasada.

Joaquín Luna, de 18 años, miembro de la lista de honor de la preparatoria Juárez-Lincoln de Mission, Texas, se suicidó un día después de la celebración del Día de Acción de Gracias.

Según informó la familia, Luna sufría de depresión que se vio agravada cuando recibió cartas de aceptación de varias universidades a las que no podía asistir por su condición de indocumentado y su falta de recursos.

Los activistas que rindieron la mañana de ayer un homenaje al estudiante frente al mural de la Virgen de Guadalupe en la histórica Placita Olvera de Los Ángeles, portaban pancartas con su foto y las palabras “el SUEÑO de Joaquín sigue vivo”, haciendo referencia al DREAM Act.

“Joaquín, quien vino a EE.UU. a los seis meses de edad, hizo todo lo que se pide a los inmigrantes hacer, seguir las reglas”, señaló Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, en inglés).

En el homenaje denominado “Un nuevo amanecer para Joaquín” y al que asistieron unas 30 personas también se presentó un diploma de graduación de universidad sin nombre y se escuchó un mensaje grabado tanto de su madre como de su hermano.

“A Joaquín todos lo querían. Para él todo era la escuela, la iglesia y mi madre. Fue un extraordinario hermano, talentoso, que nunca tuvo problemas con la policía”, señaló en una declaración su hermano mayor Dyer Mendoza.

Los activistas proreforma también presentaron testimonios de otros jóvenes hispanos que enfrentan situaciones de depresión por la falta de un estatus migratorio.

“La falla del Congreso para aprobar el DREAM Act federal fue un golpe para el espíritu esperanzado de Joaquín”, aseguró Salas al señalar que la muerte del joven, “es una tragedia y una acusación directa sobre el fracaso del gobierno de EE.UU. para tratar con humanidad y justicia y de manera práctica”, el problema migratorio.