Tips para ahorrar en la farmacia

Debido a la lenta recuperación de la economía de E.U., todos los estadounidenses se han visto obligados a reevaluar sus presupuestos personales y hogareños, y a mirar con lupa sus hábitos de consumo y así encontrar oportunidades para ahorrar lo más posible.

En el caso de los beneficiarios de Medicare que tienen un ingreso fijo, encontrar oportunidades de ahorro puede llegar a ser aun más crítico, para asegurarse de que todos los gastos de la atención médica que requieran estén al alcance de su presupuesto.

Para la mayor parte de los adultos de más de 65 años, los medicamentos recetados son uno de esos gastos necesarios. Afortunadamente, los beneficiarios podrán aprovechar nuevos ahorros en el mostrador de la farmacia el año que viene.

En 2012, las personas inscritas en un plan de medicamentos recetados de Medicare o en un plan Medicare Advantage con cobertura para medicamentos en el que alcancen la brecha de cobertura, a la que habitualmente se le llama “hueco de la rosquilla”, pagarán solamente el 50% del precio de los fármacos de marca y sólo el 86% del costo de los genéricos. Hasta es posible que paguen menos si su plan tiene una cobertura mayor de la brecha.

Estos descuentos aumentarán gradualmente cada año hasta llegar a cerrar la brecha de cobertura en el año 2020.

Ya sea que estén evaluando su cobertura actual de medicamentos recetados durante el período de elección anual (del 15 de octubre al 7 de diciembre de 2011) o que recién lleguen a Medicare y se estén inscribiendo por primera vez en un plan de cobertura de medicamentos recetados, los beneficiarios pueden ahorrar todavía más dinero en la farmacia si toman en cuenta algunas sugerencias adicionales al comparar los planes Parte D o los planes Medicare Advantage con cobertura de medicamentos recetados para determinar cuál es el que se adapta mejor a sus necesidades financieras y de atención de médica para 2012.

1. Preste atención al costo total del plan

Es muy común enfocarse sólo en su prima mensual a la hora de comparar planes, pero usted también debería prestar atención al resto de los gastos del plan como, por ejemplo, los deducibles anuales, los copagos y los coseguros. Por ejemplo, un plan que cobra una prima baja podría costarle más al cabo de un año si usted tiene que cumplir con un deducible alto o pagar un copago mayor por sus recetas.

2. Revise el formulario de medicamentos

Los medicamentos que usted toma, ¿están incluidos en el formulario, o en la lista de medicamentos aprobados, y no requieren una autorización previa o requisito de tratamiento escalonado? De lo contrario, es posible que el plan no los cubra y que usted tenga que pagarlos de su bolsillo.

3. Considere la red de farmacias del plan

¿Será fácil y cómodo acceder a la red de farmacias del plan? Algunos planes requieren que usted se surta en determinadas farmacias “preferidas” para tener acceso a sus fármacos al costo más bajo. Averigüe si el plan ofrece la opción de compra por correo, que posiblemente reduzca sus costos de copago y facilite conseguir sus medicamentos.

4. Averigüe si el plan ofrece programas especiales para ayudarle a ahorrar todavía más dinero

Algunas compañías aseguradoras crearon programas para bajar los costos de desembolso personal de sus miembros en concepto de fármacos.

“Encontrar oportunidades de ahorro en los gastos de atención médica es crítico para millones de beneficiarios de Medicare”, declaró Tom Paul, director general de United Healthcare Medicare & Retirement.

Existen programas de medicamentos genéricos que cobran precios aún menores que los copagos. Éstos pueden a veces llegar a tan sólo $2 para un suministro de 30 y hasta de 90 días, dependiendo del plan.

Fuente: North American Precis Syndicate