Atacan sin tener piedad

Correcaminos le pega primero a Reboceros en la final de ascenso

CIUDAD VICTORIA, México.-La velocidad es su carta de presentación y en su campo tenían que ser intratables para enfilarse al título de la Liga de Ascenso.

Los Correcaminos cumplieron ayer con sus deberes en el primer juego de la serie final al derrotar por marcador de 3-1 a La Piedad.

Impulsados por su gente y con la necesidad de sacar una buena ventaja que presione a su rival, los de Ciudad Victoria salieron airosos de su cancha.

Tardó en funcionar la estrategia, pero finalmente se cumplió el objetivo trazado para llegar a Michoacán a defender la victoria.

Como en cada historia épica debe haber un héroe, los locales encontraron el suyo en Antonio González, un as bajo la manga de Ignacio Rodríguez, quien ingresó en el segundo tiempo y cambió los papeles para favorecer a su equipo.

Primero llegó Diego Olsina, el orquestador de este conjunto, para abrir el marcador al 52′.

Luego, tras varios intentos fallidos, apareció González, el hombre de la noche, y marcó el segundo tanto 76′, sólo cinco minutos después de su ingreso al campo.

Los festejos no duraron más de dos minutos, cuando Roberto Nurse silenció el estadio y acercó a La Piedad en el marcador y en lo anímico.

El final de la primera contienda era de pronóstico reservado. La tensión se apoderó de los dos equipos y nuevamente se presentó esa lucha incesante por mantener el balón.

Los Correcaminos, con González como artífice, se presentaron de nueva cuenta en el marcador y le pusieron la cifra final al encuentro al 86′.

La primera meta se cumplió para los de Tamaulipas y ahora será el sábado cuando llegue la respuesta de La Piedad, que ante su gente, tendrá la oportunidad de revertir el resultado o quedarse con las manos vacías y sin ese medio boleto con destino a la Primera División.