Los tamales visitan mesas no hispanas

Los tamales visitan mesas no hispanas
José Ávila asegura que la popularidad de los tamales ha aumentado mucho.
Foto: efeta

Los Ángeles/EFE – Los tradicionales tamales mexicanos no solo se han convertido en una tradición navideña para los hispanos que viven en los Estados Unidos sino que cada año van ganando más espacio en las mesas de muchas otras familias.

Según especialistas en el arte de preparar tamales en California, éstos se están haciendo tan populares en las navidades como el pavo para el Día de Acción de Gracias en EE.UU

“Comer tamales para Navidad es algo tradicional, no solamente para las familias hispanas sino para todas las familias en Estados Unidos”, aseguró Virginia Calzada, especialista en tamales gourmet en Inland Empire, California.” Hoy veo que muchas familias para navidad hacen los tamales ellos mismos, solo compran la masa y las hojas en los supermercados”, dijo Núñez Calzada.

Calzada es directora de la escuela secundaria Calipatria en Inland Empire y junto a su familia una vez al año instala el puesto “Granma Lupe Tamales” en la Feria de los Tamales que se celebra en Indio, California.

“Cuando alguien disfruta los tamales hispanos abre las puertas para también disfrutar de otros aspectos de nuestra cultura”, aseguró.

María Guadalupe Núñez Calzada, mejor conocida como Granma Lupe, emigró a EEUU de su natal Nayarit, México, junto a su esposo en 1954 y recuerda que a mediados del siglo pasado mucha gente en EE.UU. no sabía qué era un tamal y había que enseñarles que para comerlo hay que quitarle las hojas.

Calzada aprendió de su madre el arte de preparar tamales y, a diferencia de los de Centro y Suramérica que son envueltos en hojas de plátano, los cocina en hojas de elote en cuya masa pone relleno de pollo, cerdo, res o queso. Entre la variedad dulce prepara de piña, de pasas y los de fresa rellenos de queso crema, que son los tamales gourmet de noche buena.

“Mi hija (Virginia) inventó los tamales de fresa en un tiempo de navidad cuando ella quizo hacer unos dulces”, recordó Núñez Calzada, de 79 años.”Y dijo, vamos a hacer (tamales) de fresa y compró las fresas se las revolvió a la masa y salieron bien”, recordó la mexicana quien tiene 9 hijos, 21 nietos y 10 bisnietos.

Los tamales navideños de fresa se preparan con masa de maíz y manteca de cerdo que se mezcla con puré de fresas naturales con azúcar. Luego, una porción de la mezcla se unta en una hoja de elote y en medio se le pone una cucharada generosa de queso crema, posteriormente se envuelve la hoja para darle la forma de tamal, se amarra “para que no se le salga el sabor” y luego se pone a hervir. Se sirven con una porción de miel de fresas encima.

Norma Castellanos, originaria de Nuevo León, México, es una clienta de “Granma Lupe tamales” y dijo a Efe que a ella le da gusto ver que anglosajones, afroamericanos, japoneses y europeos esperan hasta tres horas en fila para comprar y congelar los tamales que se comerán en navidad.

“El día de navidad yo hago también mis propios tamales”, comentó Castellanos. “Ese día toda la familia se reúne en la mañana alrededor de una mesa para hacer los tamales que comeremos en la noche”.

Por su parte, Marilyn Beltrán, quien trabaja en otro negocio llamado “Tamales” dijo que “los tamales se están volviendo populares en Estados Unidos, porque la cultura mexicana está teniendo más aceptación y porque la comunidad hispana está creciendo”.

“Tengo amigos anglos a quienes les gustan los tamales, porque nosotros, sus amigos hispanos, compartimos con ellos nuestra cultura, nuestras comidas y por eso más gente come tamales para navidad en Estados Unidos”, finalizó.