Nicaragua demanda a Costa Rica

Conflicto fronterizo entre los dos países se intensifica por daños medioambientales
Nicaragua demanda a Costa Rica
El río San Juan marca la línea fronteriza entre Nicaragüa y Costa Rica.
Foto: efe

Managua/San José/EFE – El conflicto fronterizo entre Nicaragua y Costa Rica se intensificó ayer con una demanda internacional por “daños medioambientales” en la zona limítrofe del río San Juan presentada por el primer país contra el segundo.

Nicaragua demandó a Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, la misma donde desde 2010 hay planteada una demanda costarricense contra su vecino también por actividades en la zona de ese río, de soberanía nicaragüense.

En su demanda, Nicaragua argumenta que ha habido una “violación” de su soberanía y que “Costa Rica está causando graves daños medioambientales en la frontera entre los dos países a causa de obras de construcción” de una carretera paralela al curso de agua.

Según Managua, esa carretera de 120 kilómetros, que se encuentra en territorio costarricense, daña el “frágil ecosistema” del río San Juan, que en otras ocasiones ya ha sido objeto de disputa entre los dos países.

La reacción del Gobierno de Costa Rica no se hizo esperar.

El vicecanciller Carlos Roverssi dijo que en los próximos días el Gobierno de Costa Rica preparará su respuesta y la presentará a la Corte a más tardar en la primera semana de enero, y descartó que por ahora vayan a suspender la construcción del camino causante del litigio.

No obstante, indicó que si Managua demuestra los supuestos daños medioambientales que alega en su demanda, Costa Rica está dispuesta a rectificar.

San José asegura que construye la carretera para impulsar el desarrollo de los habitantes de la frontera y para garantizarles la posibilidad de tránsito sin tener que utilizar el río y así evitar roces con Nicaragua.

Costa Rica, que no tiene ejército, ha reconocido que la vía se utilizará también para facilitar el movimiento policial y reforzar la vigilancia en la frontera.

Nicaragua, por su lado, se mostró dispuesta a dialogar con Costa Rica sobre una agenda de desarrollo común pese a la demanda que interpuso ante la CIJ contra ese país.

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, dijo que el Gobierno de Daniel Ortega ha propuesto al de la mandataria Laura Chinchilla mantener un “diálogo fraterno” en diferentes foros para dilucidar el tema, “pero no ha tenido eco” por parte de Costa Rica.

El Gobierno nicaragüense pide a la Corte que Costa Rica restablezca la situación existente antes de comenzar las obras, que pague por los daños ya causados y que no emprenda nuevos proyectos sin antes realizar un informe medioambiental transfronterizo.