Obama arenga a sus simpatizantes

El presidente Barack Obama saluda a su regreso ayer a la Casa Blanca acompañado de su familia.
El presidente Barack Obama saluda a su regreso ayer a la Casa Blanca acompañado de su familia.
Foto: ap

WASHINGTON, D.C. – La campaña del presidente Barack Obama está invirtiendo fuerte en Iowa, cuando toda la atención está centrada en las primarias republicanas. Entre ataques frontales contra Mitt Romney y un trabajo considerable a nivel de grupos de base, el mandatario no se queda atrás en la carrera electoral.

Iowa fue la primaria que en 2008 le dio un impulso decisivo a Obama para ganar la nominación, por sobre el poderoso aparataje Clinton; y ahora el Presidente, parece estar consciente que su reelección, también depende de estados como éste.

A pesar de no tener un competidor que le dispute la nominación, la campaña del líder demócrata, sí tiene un desafío importante en Iowa y es contrarrestar la enorme ola publicitaria republicana, con que los cinco candidatos principales, han bombardeado a los votantes.

Según las cifras entregadas por las campañas, los republicanos han gastado, por lo menos, 10 millones de dólares en publicidad en Iowa durante diciembre de 2011.

El líder en la lista es el ex gobernador de Massachussets, Mitt Romney, con 2.85 millones invertidos a través de uno de los Comité de Acción Política (PAC) que lo apoya, además de 1.1 millones de los bolsillos de su propia campaña.

No es extraño entonces, que la mayoría de los ataques del partido demócrata, se centren en Romney. “Esta es una persona que ha estado postulándose a Presidente por los últimos cinco años y todavía no logra un apoyo contundente. Los republicanos siguen buscando un candidato alternativo”, aseguró Debbie Wasserman Schultz, presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC).

“Durante esta campaña ha tomado posiciones tan extremas, que la carga que arrastrará desde las primarias, lo perjudicará en la elección general. Su candidatura ha sido una farsa”, agregó.

Wasserman Schultz especificó además, que la campaña de Obama cuenta con 20 empleados pagados en Iowa, distribuidos en ocho oficinas.

“Mientras todo el mundo empacará sus maletas esta semana y se irá del estado, nosotros continuaremos acá”, enfatizó el congresista Bruce Braley (D-IA).

Anoche, Obama se dirigió a los participantes del Caucus demócrata en Iowa a través de una video conferencia, donde les agradeció su apoyo, les recordó sobre las promesas de campaña cumplidas y contestó preguntas del público.