Entrega su hijo a la Policía por temor que lo maten

San Juan/EFE – Una madre puertorriqueño entregó a su hijo de 15 años -uno de seis que tiene- a la Policía para que lo ingrese en una prisión por temor a que fuera asesinado, publicó ayer el diario “Primera Hora”.

La mujer, identificada como Brenda Olmedo, dijo al periódico que tomó la decisión después de que su residencia ubicada en Gurabo, pueblo en el área este central de la isla, fuera tiroteada hace unos días por desconocidos, quienes buscaban a su hijo conocido como “Raelo”.

“El nene necesita mucha ayuda psiquiátrica. Bueno o malo, es mi hijo. La cárcel no es lo mejor. Se va a poner más rebelde, pero no lo voy a tener en mi casa. Lo quiero y lo amo, pero no quiero ponernos a riesgo”, dijo Olmedo.

Olmedo señaló que, desde que su hijo tenía tres años, es paciente psiquiátrico, sufre de déficit de atención, conducta desafiante y es esquizofrénico, por lo que necesita tomar medicamentos, pero se niega a tomarlos y se droga, lo que agrava su condición.

Aparentemente, el joven robó un arma a un vecino por lo que los desconocidos decidieron tirotear su residencia, agregó.

Olmedo, sin embargo, afirmó que se siente tranquila de haber llevado a su hijo a la Policía para que lo encerraran en una prisión, pues prefiere que su conciencia esté tranquila a tener que enterrar a uno de sus pequeños.

“Más vale un dolor de brazo, que un dolor de corazón… Ahora me siento con tranquilidad. Pude dormir bien por primera vez en mucho tiempo, sin miedo de que me lo maten. Oía petardos y pensaba- ‘Me lo mataron'”, señaló.