Presentan 37 cargos a presunto pirómano

Harry Burkhart, sospechoso de los incendios intencionales en Los Ángeles, es señalado de dañar 28 vehículos y 9 edificios
Presentan 37 cargos a presunto pirómano
Los daños causados a propiedades durante los incendios intencionales el fin de año ascienden a 2.85 millones de dólares, según cálculos de las autoridades de Los Ángeles.
Foto: EFE

La Fiscalía del Condado de Los Ángeles presentó ayer cargos por 37 incendios premeditados en contra de Harry Burkhart, un joven de 24 años de edad que es sospechoso de ser el pirómano más aterrador en la historia de la ciudad.

Harry Burkhart es nacido en Chechenia, pero con nacionalidad alemana, quien de ser encontrado culpable podría pasar el resto de su vida en prisión.

Del 30 de diciembre al 2 de enero, en el área de Hollywood se registraron 52 incendios que las autoridades calificaron de intencionales y que después de revisar un video de vigilancia en el Paseo de la Fama, donde se registró la primera quemazón de vehículos, se identificó a Burkhart como el principal sospechoso.

De los 37 incendios que se le achacan a Burkhart, 28 son en vehículos y 9 en estructuras habitadas, lo que representa un delito serio que debe ser castigado en prisión estatal, según la fiscalía.

El fiscal Steve Cooley recalcó que la investigación en contra de Burkhart aún no concluye y que estarán sumando más evidencia.

Los incendios que le adjudican a Burkhart se registraron en 13 ubicaciones de Hollywood, West Hollywood y Sherman Oaks.

En Alemania también se le investiga por el incendio a una casa localizada en Frankfurt.

Las autoridades creen que Burkhart llegó a Las Vegas en octubre pasado para reunirse con su madre que vivía en un sencillo departamento del bulevar Sunset, casi esquina con Poinsettia.

La fiscalía no quiso especular sobre los motivos del presunto pirómano, pero es sabido del coraje que desató en el joven Burkhart el arresto de su madre Dorothee Burkhart el pasado 28 de diciembre, una mujer que es requirida por el gobierno alemán acusada de 19 delitos de fraude.

En los documentos de la acusación los fiscales consideran que Burkhart actuó de esa forma por un sentimiento de furia en contra de los estadounidenses y con el objetivo de aterrorizar a cuantos residentes fuera posible.

El martes la señora Burkhart fue presentada ante una corte federal en el inicio de su proceso de extradición y ahí calificó a su hijo de enfermo mental.

“¿Qué le hicieron a mi hijo? ¿Dónde está mi hijo? ¡Lo han desaparecido! Tal vez los nazis alemanes saben de su dirección y ya pudiera estar muerto… Él es un enfermo mental, mi hijo es un enfermo mental”, dijo Burkhart en el tribunal.

En conferencia de prensa Cooley tampoco quiso hacer mención sobre la presunta demencia del joven Burkhart que lo llevaría a ser juzgado de otra manera a petición de la defensa.

El fiscal Cooley indicó que el pirómano utilizó un artefacto para acelerar el fuego en las propiedades incendiadas, lo que significaría un agravante en contra del acusado.

La Fiscalía del Condado también pidió que no se otorgue fianza a Burkhart, ya que existe la posibilidad de que pueda huir de Estados Unidos y que en caso de escapar a su país de origen muy probablemente no pueda ser extraditado, pero el juez que lleva su caso le fijó una fianza de 2.85 millones de dólares.

Los incendios intencionales registrados en el feriado fin de semana de Año Nuevo mantuvieron en vilo durante cuatro días a residentes de Hollywood. Las pérdidas fueron estimadas en 3 millones de dólares.