Optimismo en los Giants

Optimismo en los Giants
Eli Manning (10), mariscal de campo de los Giants, que hoy enfrentan a los Falcons, en la primera ronda de los playoffs de la NFL.
Foto: AP / Kathy Willens

NUEVA YORK/AP – La cara de entusiasmo y la ansiedad en la voz delataban a Tom Coughlin: es tiempo de playoffs y le encanta saber que sus Giants de Nueva York vuelven a estar en la lucha luego de dos años de ausencia.

Igual de animado estaba el cornerback de Denver Champ Bailey. O el nose tackle de Pittsburgh Casey Hampton.

Sus equipos comienzan la ruta hacia Indianapolis hoy domingo, cuando los Giants reciban (1:00 p.m.) a los Falcons y los Broncos a los Steelers de Pittsburgh. Ayer sábado comenzó la primera ronda de playoffs con Cincinnati de visita en Houston y Detroit en Nueva Orleans.

“La energía y el entusiasmo son más fuertes que ayer y así es cómo funciona”, dijo Coughlin, famoso por su carácter extremadamente serio.

Cuando le dijeron que se veía más animado que de costumbre, el entrenador sonrió y dijo “¿Cómo pueden decir eso?”

Los campeones de la División Este de la Conferencia Nacional terminaron con una marca de 9-7, una victoria menos que su visitante Atlanta, que ganó un comodín en la División Sur de la Conferencia Nacional.

Denver apenas quedó de 8-8 en el Oeste de la Conferencia Americana, pero fue suficiente para ganar la división en un desempate con Oakland y San Diego.

Será el primer viaje a la postemporada para los Broncos desde que perdieron la final de la Americana en el 2005 contra los Steelers. Bailey recuerda esa derrota y que Pittsburgh luego ganó el Super Bowl. Pero prefiere concentrarse en un presente optimista.

“Sin dudas estaré entusiasmado, es así cada partido. Son los playoffs, hay un poco más de entusiasmo porque es difícil entrar a este torneo y cuando estás adentro tienes que tomar ventaja”, dijo el veterano de 13 temporadas.

Muchos dudan que los Broncos puedan tomar ventaja ante unos Steelers que terminaron de 12-4 y perdieron el Norte de la Americana ante Baltimore sólo por un desempate.

Control remoto en mano estarán los primeros preclasificados: el campeón vigente del Super Bowl, Green Bay, en la Nacional y New England en la Americana. También recibieron pase libre a la segunda ronda el segundo de la Nacional, San Francisco, y su par de la Americana, Baltimore.

Coughlin y los Giants saben que esa ronda libre trae ventajas, pero también que no es imposible ganar el campeonato tras arrancar en la primera ronda, ya que en total hacen falta cuatro victorias en los playoffs para ser campeón. Ellos mismos lo hicieron en 2007, cuando se consagraron tras ganar un comodín, lo mismo que los Steelers lograron en 2005 y los Packers el año pasado.

El entrenador ni siquiera parecía preocupado por tener que jugar mientras otros descansan y esperan rival.

“Te diré una cosa, es emocionante. Cuando estás sentado ahí a la noche, es emocionante”, reiteró el entrenador en jefe de los Giants.