Infiniti FX 2012

Infiniti FX 2012
El todoterreno Infiniti FX viene en tres modelos en sus versiones del 2012.
Foto: Nissan

Nueva York – Los vehículos deportivo utilitario, son automóviles todo camino, vehículos todo terreno ligeros, y son términos que se han aplicado recientemente a los modelos de automóviles que combinan elementos de automóviles todoterreno y de automóviles de turismo, es el caso del nuevo Infiniti FX.

Las actualizaciones para el Infiniti FX 2012 son menores y están inspiradas en el Infiniti Essence Concept Car presentado por la marca en 2009.

El Infiniti DFX tiene sus tres modelos regulares: la más accesible es la FX35 RWD de tracción trasera, el modelo intermedio es la FX35 AWD con tracción integral y el tope de la gama es la FX50 AWD que también cuenta con tracción integral y una motorización más grande. Yo probé el FX50.

Algunos de los nuevos elementos del Infiniti FX son la una nueva parrilla delantera que modifica el diseño, los parachoques, nuevos indicadores en el tablero de instrumentación y asientos con calefacción, por mencionar algunos.

La edición limitada del FX 2012 cuenta con algunas características diseñadas específicamente para esa línea, como el nuevo color Iridium Blue para la parte exterior del auto, las nuevas llantas de 21 pulgadas con acabado en color negro, las luces delanteras tintadas y barras metalizadas en el techo, pedales de aluminio y un nuevo sistema de navegación que contara con un disco duro y una cámara.

Las motores para los Infiniti FX35 y FX50 son las mismas, el FXC35 cuenta con un motor V6 3.5 de 300 caballos de fuerza y el FX50 un V8 5.0 de 385 caballos de fuerza. Los dos motores se relacionan con una caja de cambios automática de siete velocidades.

El sistema de tracción integral está disponible para ambas versiones, aunque en el caso del FX35 puede adquirirse en tracción trasera.

Mirándolo de perfil muestra una distribución de dimensiones poco común en este tipo de vehículos con un largo y voluptuoso cofre, un parabrisas inclinado que da pie a un habitáculo redondeado y posicionado muy atrás, lo que, guardando las debidas proporciones, le recordará a más de uno las formas de antiguos autos europeos con similares repartos, aunque la altura libre al piso y grandes dimensiones pueden ser el punto de mayor conflicto para el observador.

Detrás del volante, sus llamativas líneas le pesan. La poca área acristalada y las nervaduras en los extremos del cofre complican ver el tamaño del vehículo desde adentro, y cuesta acostumbrase a este fenómeno. Cuenta con un sistema de sensores y cámaras que cubren los 360º grados del vehículo en cualquier maniobra, garantizando la integridad del vehículo.

Trae unos enormes rines de 21 pulgadas de serie que. Los faros y parrilla tienen una apariencia bulbosa; esta última posee un acabado cromado en tono grafito que luce muy bien.

En carretera tiene un toque deportivo ocasionado por la firmeza de la suspensión pues filtra bien las imperfecciones del camino, dejándole saber al conductor lo que sucede bajo los neumáticos en cada instante.

Sin duda es un buen SUV, para el que le guste montar uno que es distinto a los demás, dentro de un mercado muy competitivo.