Hay que aclararles lo que es ser cristiano

La forma en que los candidatos republicanos apelan al “voto cristiano” me parece muy contradictoria. Me entero que hay muchas denominaciones y tendencias en la iglesia cristiana, pero todos tienen una cosa en común: nos mandan a vivir nuestras vidas como Jesucristo lo hubiera hecho, y conforme con sus enseñanzas.

Yo sé también que la Biblia contiene muchos libros que se interpreten maneras distintas. Pero la palabra de Jesucristo y la descripción de las cosas que él hizo son completamente claras para todos.

A ningún político se le requiere presentar al electorado como “un cristiano” pero, caray, insisten en hacerlo, ¿acaso no deben ser obligados a conformar con las normas que Jesucristo establece para nosotros en el evangelio?

Por supuesto todo el mundo conoce mi punto de vista en relación con las leyes migratorias que dividen las familias. Los mismos candidatos republicanos que se proclaman como “candidatos de fe y familia” pescando el voto tanto de los católicos como los evangélicos, también adoptan la línea más dura en favor de deportar a los indocumentados aun cuando estos son cónyuges o padres de ciuda- danos norteamericanos. Tal como parece, todo este respeto de fe y familia no incluye la fe y familia de los que tienen la piel un poco más oscura y son indocumentados.

Yo se que existen personajes de raza blanca y de religión evangélica que sacan argumentos de la Biblia para servirles como pretextos para deportar a los indocumentados y dividir a sus familias. Pero lo que encuentro muy interesante es que casi todos los evangélicos latinos denuncian estas deportaciones y están trabajando bien duro para mantener unidas a las familias.

También oigo a los candidatos, incluyendo al mismo presidente Obama, decir que su prioridad es traer prosperidad a la clase media. Subir al tren llamado “La Bestia” que corre de Arriaga Chiapas a Ixtepec, Oaxaca y pasar la noche acompañando a los migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador que han sido obligados a abandonar sus hogares para buscar trabajo y actualmente se encuentran atacados tanto por policías municipales, estatales, federales y de la delincuencia organizada, no es fácil, cierro mis ojos y busco la palabra de Jesucristo en mi Biblia.

En ninguna parte encuentro las palabras “benditos sean los de la clase media”. Más bien encuentro “benditos sean los pobres, pues heredarán la tierra”. Y ¿que pasó con los presidentes como Kennedy y Johnson que inauguraron “la guerra en contra de la pobreza?”.

Jesucristo no dijo en ninguna parte “benditos sean los ciudadanos romanos”.

Existe y debe existir una separación entre la iglesia y el estado. Sin embargo si los candidatos van a apelar a los cristianos para que voten por ellos, entonces creo que deben pensar de nuevo sobre las posiciones que toman.

Deben devolver lo de Cristo a sus ideas de cristianismo. Y si se niegan a hacerlo, los demás cristianos lo debemos hacer. Jesucristo criticó más fuerte a los hipócritas que a nadie.

Como terminamos este día de celebración del Dr. Martin Luther King, por lo menos debemos dar una pausa y recordar la ocasión en nuestra historia cuando las palabras y acciones de Jesucristo fueron sacadas con valentía para desafiar a los poderosos.