Solicitan poner fin a contrato con cárcel en Arizona

Guía de Regalos

Phoenix/EFE – Activistas y organizaciones defensoras de los derechos civiles pidieron ayer a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por su sigla en inglés) poner fin a su contrato del centro de detención de inmigrantes con el condado Pinal en Arizona.

Victoria López, abogada con la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU) en Arizona, dijo que la solicitud responde a varios problemas detectados en este correccional y que fueron documentados en un reporte de la organización dado a conocer en junio pasado.

“Existen varios problemas con las condiciones de la cárcel, no tienen un área externa para que los reos puedan hacer ejercicio, no se permiten visitas de contacto físico con familiares y se limitan las visitas con los abogados”, explicó López.

Añadió que se han reportado incidentes de casos de abuso verbal contra los detenidos, quejas de que la comida es insuficiente y de poca calidad, así como deficiencias en el acceso al cuidado médico.

“Hemos escuchado en varias ocasiones que el Gobierno federal ha dicho que hará reformas a los centros de detenciones de inmigrantes, pero en esta cárcel no han cumplido con ellas”, enfatizó la activista.

El centro en cuestión se encuentra en la ciudad de Florence y cuenta con 625 camas por las que el Gobierno federal paga al condado Pinal para recluir a inmigrantes indocumentados que se encuentran principalmente apelando su deportación y solicitando asilo político.

“Los inmigrantes que se encuentran aquí pasan varios meses o inclusive años en lo que un juez de inmigración decide sobre su caso”, finalizó López.