Chali Muñoz: un músico con mucha marcha

Chali Muñoz: un músico con mucha marcha
Chali Muñoz es el vocalista y líder de Kofre, una banda local de rock en español.
Foto: cortesia

Nueva York – El joven peruano Chali Muñoz es un artista que no se queda callado y está siempre listo para expresar lo que siente.

Su banda Kofre, agrupación que lleva varios años de existencia y de la que es vocalista, nació del sueño de un inmigrante latino y con ella quiere exponer lo mejor del rock en español en Nueva York.

“Yo siempre me he dedicado a absorber la música, tocaba guitarra y, aunque no tuve estudios formales de música en mi país, Perú, siempre tuve esta inquietud”, asegura el líder de la banda.

“Somos de varios lugares de Nueva York, el baterista vive en Williamsburg, otros viven en Queens y yo en Nueva Jersey, pero procuramos reunirnos a cantar y grabar en estudios en Manhattan, donde hay muchos espacios. Es nuestra pasión personal, es un sueño que estamos viviendo y que es importante”, confiesa mientras reafirma que su banda ha tenido sus altas y bajas.

Muñoz reside en Elizabeth, Nueva Jersey, y admite que le encanta la vida tranquila. Como buen músico, invierte su tiempo libre yendo a conciertos en SOB’s, D’Antigua o el Village Vanguard, y por supuesto, participando en actividades para crear conciencia sobre temas sociales, especialmente en cuanto a inmigración.

“No estamos en la música porque lo vemos como un negocio, más bien usamos nuestra música para llevar un mensaje y decir la verdad”, admite el cantautor, quien se integró a la banda Kofre en el 1996. Desde entonces, el grupo es sinónimo de buena música y mucho “rock and roll”.

Recientemente Chali organizó un concierto durante una demostración del movimiento ‘Occupy Wall Street’, evento que convocó a una multitud que celebró con un canto de protesta, denunciando la avaricia y la discriminación contra los inmigrantes.

“Este va a ser un año muy importante, pues es año de elecciones. Ya se está viendo que muchas personas no van a ir a votar, porque ni Obama ni los republicanos, quienes podrían ser peores, han apoyado a los inmigrantes. Vemos lo que sucede en Arizona y las miles de deportaciones que se han realizado en los últimos tiempos. No es justo”, asegura el peruano.

Se mudó a Estados Unidos en el 1992, cuando tenía 18 años, por motivos económicos y huyendo del terrorismo que se vivía en Perú en ese entonces.

“Ya me había graduado y aprendí a sobrevivir, teniendo distintos trabajos aquí y allá”, dice el músico.

Su pasión por la trova en su país natal le inyectó ese orgullo latino a su música, orgullo que expone en sus temas y que ha ayudado al éxito que su grupo ha tenido en la escena de la música local de Nueva York.

“Antes no componía, pero con el tiempo aprendí a escribir las letras de mis canciones y las de la banda”, agregó Muñoz.