Secretos de un experto

Secretos de un experto
Ulises Mendoza prepara cientos de margaritas a diario.
Foto: Liseth Perez-Almeida

Nueva York – Muy a pesar de la simplicidad de sus ingredientes, pareciera que no todos quienes lo intentan logran dar con el sabor exacto que ha hecho de la margarita un trago internacional.

Por tal razón, visitamos uno de los restaurantes mexicanos más reconocidos de la ciudad, Rosa Mexicano, y conversamos con uno de sus más experimentados ‘bartenders’ sobre los secretos para lograr una margarita perfecta.

“El secreto está en poner suficiente tequila y suficiente jugo de limón, que la margarita esté balanceada. Si pones más licor que el resto de los ingredientes, queda muy fuerte y en ese caso es mejor tomar tequila puro”, comentó Ulises Mendoza, un oaxaqueño con siete años de experiencia detrás de la barra.

Otro de los secretos, apuntó Mendoza, es usar un buen tequila. Él prefiere los reposados o añejados ya que los tequilas dorados, usados a menudo en los restaurantes y bares por ser más económicos, no son puros y cambian el sabor de la margarita.

“El 1800 de la casa Cuervo, el Herradura Reposado y el Don Julio Reposado son una buena elección”, aseguró.

Mendoza señaló además que entre los cambios que ha sufrido la preparación de la margarita tradicional está el uso del néctar de agave para endulzarla, en sustitución del triple seco, el cointraeau o el azúcar. Al ser producto de la misma planta con la que se produce el tequila, el néctar de agave se ha hecho muy popular en varios restaurantes de la ciudad y ya los clientes lo conocen y lo piden.

“En Rosa Mexicano tenemos tiempo usándolo, es un ingrediente muy mexicano y un endulzante natural”, acotó Mendoza, quien asegura que en un día normal de trabajo ese local vende unas 400 margaritas. “Y en días como el 5 de Mayo, hacemos el doble”.

Al preguntarle sobre la importancia de la margarita para los restaurantes mexicanos a nivel mundial, Mendoza no duda en afirmar que el trago es definitivamente merecedor de un día en su nombre.

“La margarita debe tener su día porque es uno de los cócteles que a pesar del tiempo sigue igual de popular, y lo toman todos, mujeres y hombres de cualquier nacionalidad”, concluyó.

Alrededor de la web