Aumentan muertos en prisión incendiada

Las autoridades hallaron el cuerpo de otro reo en una cárcel que se incendió hace 13 días en la región central de Honduras.
Aumentan muertos en prisión incendiada
Familiares de varios de los fallecidos en el incendio de la cárcel de Comayagua, tratan de identificar en la morgue a sus allegados.
Foto: Gustavo Amador / efe

TEGUCIGALPA – Las autoridades hallaron el cuerpo de otro reo en una cárcel que se incendió hace 13 días en la región central de Honduras, elevándose así a 361 las personas que murieron en el siniestro.

“El hombre estaba totalmente calcinado”, dijo ayer a The Associated Press el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte.

“Los trabajadores que limpian el lugar encontraron el sábado los restos humanos entre los escombros de la cárcel de Comayagua”, a unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, añadió.

Duarte informó que los médicos forenses analizan el cadáver para identificarlo.

En casi dos semanas, la fiscalía ha entregado unos 72 cuerpos en ataúdes con cubrimiento metálico a los familiares de las víctimas de las 120 que ha identificado.

En la tarea de identificación colaboran profesionales de Chile, Perú, México, España y Honduras. El viernes abandonaron el país los de Perú, El Salvador y Guatemala.

En el incendio de la granja penal de Comayagua fallecieron 360 hombres y una mujer, que visitaba la noche del 14 de febrero a su marido.

Muchos reos murieron calcinados abrazados a los barrotes de las celdas, otros asfixiados por el humo o ahogados al lanzarse a pilas de agua del penal en un intento de protegerse de las llamas.

Un equipo del Buró de Bebidas Alcohólicas, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos determinó tras cinco días de investigar el caso que el siniestro fue accidental. Indicó en un informe preliminar que la causa del fuego pudo ser una llama abierta no limitada a un cigarro, encendedor o fósforos.

Consideró que el fuego habría iniciado en el módulo seis de la prisión,según las primeras investigaciones.