Comisionado de NBA tiene sucesor

David ve en Silver a digno sucesor como próximo comisionado de baloncesto
Comisionado de NBA tiene sucesor
El comisionado de la NBA, David Stern (der.), habla a periodistas junto al jefe de la oficina operativa de la NBA, Adam Silver, a quien ha escogido como posible sucesor.
Foto: EFE

ORLANDO, Florida/servicios noticiosos – David Stern tiene la certeza de que, cuando se retire, Adam Silver está listo para ser el próximo comisionado de la NBA.

Stern, de 69 años, califica a Silver, el subcomisionado desde 2006, como un “ejecutivo prominente de primer nivel” y dijo que lo seleccionaría como su sustituto si él tomara la decisión. Pero afirmó que se la dejará a los propietarios de los equipos de la liga.

El actual comisionado no ha dicho cuándo abandonará el cargo, aunque anticipa que será antes de la próxima sesión de negociaciones sobre el contrato colectivo de trabajo, la cual podría ocurrir en cinco años. Tampoco le ha dicho a los propietarios cuánto tiempo espera permanecer, pero afirma que la discusión será “muy pronto”.

Silver fue el principal negociador durante las recientes conversaciones laborales, en las que los propietarios establecieron un cierre de cinco meses hasta la consecución de un nuevo acuerdo.

Stern ha dejando con frecuencia que Silver conteste preguntas difíciles. El le pasó varias veces el micrófono para responder interrogantes sobre el futuro de la liga que Stern no estuvo en condiciones de atender.

También el sábado, durante su conferencia de prensa anual antes del juego de estrellas, Stern reiteró que intenta alcanzar un acuerdo para que los Kings sigan en Sacramento.

Ayer se reunió con la directiva de Sacramento y la familia Maloof, dueña de los Kings, mientras las partes intentan completar, antes del plazo del 1 de marzo, un plan para financiar el nuevo estadio que la ciudad necesita para retener al equipo.

Los nuevos campeones de los concursos de Mates y Triples, el alero Jeremy Evans, de los Jazz de Utah, y el ala-pívot Kevin Love, de los Timberwolves de Minnesota, fueron las grandes sorpresas en la segunda jornada de la 61 edición del Fin de Semana de las Estrellas, que se celebra en Orlando (Florida).

Evans, que llegó al concurso de Mates como reemplazo del base novato Iman Shumpert, de los Knicks de Nueva York, surgió con la mejor actuación, los mates más espectaculares y sobre todo más creativos que le hicieron merecedor al triunfo por votación popular a través de Twitter y de mensajes de texto.

Su primer mate con dos balones a la vez que hizo por encima de su compañero Hayward Gordon, sentado en una silla alta de espaldas a la canasta y que se los entregó, fue realmente original, bien coordinado y ejecutado.

La acción le mereció el apoyo del 29 por ciento de los tres millones de aficionados que dieron su voto a través de todo el mundo y superó al escolta-alero Chase Budinder, de los Rockets de Houston, que también intentó hacer algo diferente, pero sin conseguirlo al fallar el primer intento con los ojos vendados.

Evans, que fue el primer jugador en la historia de los Jazz que consigue el título, y además recibió de parte del comediante Kevin Hart una camiseta con el número 32 que vistió el legendario Karl “El Cartero” Malone, dijo sentirse sorprendido por como le salieron las cosas.

“Todo me motivó, pero en especial el pensar en los seguidores de los Jazz, en darles las gracias por su apoyo y por ellos quise hacer algo especial que les pudiese hacer sentir bien”, declaró Evans. “Cuando llegué al concurso sabía que no era el favorito, pero la gran ayuda que me ofreció Dwight Howard se convirtió en algo decisivo”.

A pesar de la derrota, Budinger también recibió un gran apoyo de los aficionados presentes en el campo del Amway Center, de Orlando, y dijo sentirse “feliz” por la manera como le salieron las cosas en el campo.

“Hice lo que tenía planeado y estoy muy satisfecho, aunque no ganase porque los aficionados pensaron que Evans lo hizo mejor y al que he felicitado”, comentó Budinger. “Creo que mi segundo mate con los ojos cubiertos con una cinta negra impresionó”.