Apresan a principal organizador de viaje en yola

Apresan a principal organizador de viaje en yola
Dos de los yoleros dominicanos muertos durante el naufragio.
Foto: archivo

Santo Domingo – La Policía Nacional capturó ayer al principal sospechoso de organizar el viaje ilegal de la yola que zozobró en la Bahía de Samaná y dejó al menos 56 personas muertas, de alrededor de unos 70 indocumentados.

La Policía identificó al apresado como Víctor Hernández Rosario (Berto), quien se encontraba prófugo de la justicia como el principal organizador del referido viaje ilegal que zozobró el pasado 4 de febrero.

Con relación al citado viaje ilegal la Marina de Guerra había detenido a Cirilo Genao (El Chino) y a Ray David Cepeda Calcaño.

Los agentes policiales, adscritos a la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (DINTEL), capturaron a Hernández Rosario en coordinación con la División Naval de Inteligencia (M-2) de la Marina de Guerra, la Procuraduría General de la República y la Agencia U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE), de Estados Unidos.

La Policía informó que la captura de del prófugo se produjo en la calle principal Los Fausto, sin número, del sector Inca, en La Vega, a unos 125 kilómetros al noroeste de esta capital.

Dijo que Hernández Rosario “tenía su centro de operaciones en la zona del Cibao, especialmente en Nagua y San Francisco de Macorís, donde se escondía para evadir la persecución de las autoridades”.

Los informes dan cuenta que el apresado logró salvar su vida junto a otras personas al lograr nadar hasta la costa y luego internarse en el bosque.

De acuerdo con la información, el arrestado tenía su centro de operaciones especialmente en los municipios de Nagua y San Francisco de Macorís, en el noreste del país, donde se escondía para evadir la persecución de las autoridades.

El naufragio ocurrió la madrugada del 4 de febrero frente a las costas de Samaná (noreste) y Hato Mayor (este) cuando, de acuerdo a supervivientes, la embarcación empezó a llenarse de agua tras romperse su casco debido al fuerte oleaje y al exceso de peso.

Cada año miles de dominicanos tratan de alcanzar las costas puertorriqueñas para sortear su precaria situación económica.