Muere joven tras consumir pastillas para adelgazar

Santo Domingo – Familiares y amigos sepultaron ayer los restos de Katty Sánchez, una joven de 25 años de edad que falleció luego de padecer durante meses de una gran hinchazón en su estómago que sus allegados atribuyen a una pastilla fabricada en China que consumía con el propósito de adelgazar.

Sánchez, quien residía en el populoso sector San Antonio, del barrio Los Minas, en la zona este de esta capital, dejó en la orfandad a un niño de ocho años. La joven batalló durante tres años y dos meses por su vida. Sus familiares realizaron sin éxito esfuerzos por obtener mayor asistencia de varias instituciones del Estado.

Al final, el 19 del pasado mes de febrero fue ingresada al hospital Salvador B. Gautier, de la capital, donde falleció la noche del domingo de un paro respiratorio.

Con llanto en los ojos, la madre de la víctima, Ana Cristina Paulino, acompañó el féretro de su hija hasta al cementerio Cristo Salvador, de la zona este de la capital. “Seguiremos hacia adelante, con la misericordia de Dios, luchando hasta donde se pueda”, dijo entre sollozos.

Paulino explicó a El Diario/ La Prensa que su hija tomó el medicamento durante unos ocho meses antes de que el estómago empezara a llenársele de líquido. Dijo que los médicos de varios hospitales públicos consideraban que la hinchazón tenía que ver con una sustancia tóxica, pero que espera estudios que incluso se hicieron en Estados Unidos.

Contó que Katty era la más pequeña de sus cuatro hijos y, aunque no era muy obesa, “se le metió en la cabeza que quería perder peso, por ´cosas´ de los jóvenes”.

Mientras, la directora del Instituto de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Altagracia Paulino, informó que esa institución investiga la versión de que la joven falleció como consecuencia de haber tomado un medicamento chino para adelgazar conocido como “Reduce Weight” o “Pastillas de uvas verdes”.

La pastilla se vende en distintos establecimientos comerciales del país, sobre todo en el Barrio Chino, de la capital. Todavía no se ha determinado clínicamente si el medicamento llevó a Katty a la muerte, pero médicos especialistas recomiendan a la población no ingerirlas.

“Hay que tener mucho cuidado, pues en el mercado están ofertando muchos productos milagrosos, cuyos vendedores les atribuyen ventajas y propiedades que no tienen. Nadie que no cambie su hábito alimenticio va a lograr rebajar (de peso). No es cierto que ninguna pulsera, ni pastilla ni nada logra que una persona baje de peso si antes no cambia su hábito alimenticio”, dijo Paulino.