El sueño de volar muy alto

Los cambios en MLB ilusionan a los Azulejos de Toronto
El sueño de volar muy alto
José Bautista ha sido el rey jonronero de los dos últimos años, pero no pudo jugar pelota en postemporada.
Foto: AP

ANÁLISIS

NUEVA YORK (AP).- Si hay un equipo al cual el nuevo formato de los playoffs le viene bien, esos son los Azulejos de Toronto. A partir de este año serán 10 los clubes que podrán acceder a la postemporada, abriéndose la puerta para que se clasifiquen hasta tres de una misma división.

Todos saben que los Azulejos se encuentran en la división más dura de todas: el Este de la Liga Americana. Ahí están los Yanquis de Nueva York y los Medias Rojas de Boston, siempre imponentes. Y también los Rays de Tampa Bay, que con recursos más modestos han avanzado a la postemporada en tres de los últimos cuatro años.

Desde que en 1993 ganó su segunda Serie Mundial, Toronto no ha vuelto a aparecer en un juego de playoffs.

Así que la idea del comisionado Bud Selig debe entusiasmar a una franquicia que palpita la posibilidad de dar un gran paso hacia adelante.

Tiene a José Bautista, con sus 97 jonrones en las últimas dos campañas. Cuenta con Ricky Romero, finalmente un abridor de primera línea. Y un ambicioso gerente general, Alex Anthopoulos, muy activo en cuanto a buscar canjes, adquisiciones de agentes libres y moviéndose con el draft.

En Toronto todo gira en torno al dominicano Bautista.

“Es un líder. Le gusta estar pendiente de todo”, dice el manager John Farrell. “Somos muy afortunados que vista nuestro uniforme”.

Los escépticos creyeron que su irrupción de 2010, cuando de la nada sacudió 54 jonrones, era casualidad. Tras renovar por cinco años por 60 millones de dólares, Bautista les tapó la boca al repetir como campeón jonronero y mejorar su promedio de bateo a .302.

“No me puedo quejar sobre la temporada que tuve el año pasado”, afirma Bautista. “Pero lo quiero es contribuir a más victorias del equipo”.

Para competir en el Este se requiere un pitcheo abridor, y una efectividad de 4.55, la novena mejor en la liga en 2011 no alcanza en ese sentido.

Sin éxito, la gerencia quiso adquirir a Mat Latos y pujó en la subasta por Yu Darvish.

De todas formas, hay un buen 1-2 con Romero y Brandon Morrow, los únicos que superaron la cuenta de 10 victorias y 100 ponches el año pasado.

El venezolano Henderson Álvarez, con una recta de 95 millas por hora, impresionó en su debut en septiembre.

La clave es que Brett Cecil y Dustin McGowan rindan mejor. Tampoco se debe descartar a Kyle Drabek, cuyo esperado ascenso se ha visto frustrado por sus problemas de control.

El bullpen fue completamente renovado, luego que malograron 25 oportunidades de rescate. Sergio Santos y Francisco Cordero reemplazan a Frank Francisco y Jon Rauch.

Procedente de Cincinnati, Cordero acumula 327 salvamentos de por vida, pero le tocará ser preparador en el octavo tras firmar un contrato por un año. Santos será taponero, luego de conseguir 30 rescates con Chicago.