Lucía Galán aprecia más la vida

La cantante supera la adversidad y le sigue cantando al amor

Nueva York – Lucia Galán, la voz femenina del dúo Pimpinela que desde 1981 se escucha en las casas de los hispanos alrededor del mundo, regresa nuevamente este sábado al área tri-estatal con su hermano Joaquín Galán.

En conversación telefónica desde Buenos Aires, Galán relata cómo ha cambiado su vida desde que sufrió una enfermedad causada por la alta presión en el 2006.

“Desde que tuve el problema de salud trato de vivir el día a día. Ahora que cumplí 50 años, me gusta disfrutar mucho más mi rutina diaria, en familia, junto a mi hija de 15 años y estar en casa”, afirma la cantante y actriz argentina que ha vendido más de 25 millones de discos alrededor del mundo.

Pocos logran la carrera que ha conquistado este dúo, de padres españoles y cuyo talento se descubrió en la Península Ibérica llegando luego a internacionalizarse.

Es muy posible que el próximo proyecto de Galán sea ser jueza de un nuevo programa televisivo argentino que sigue el modelo de ‘The Voice’, un concurso de novatos en que la voz es la que se destaca y no la imagen y cuya versión estadounidense ha acaparado los ratings en parte por la presencia de Christina Aguilera.

“En este momento de mi vida me siento muy bien, nosotros podemos elegir donde cantar, viajamos mucho si y cada dos años tratamos de hacer una gira por Latinoamérica, especialmente México y Estados Unidos. Queremos mucho a Nueva York, hicimos presentaciones allí en el Lincoln Center, en el Radio City, en tantos lugares, me gusta su vibra y la imagen de la ciudad”, comenta la cantante.

La intérprete de ‘Tu Me Prometiste Volver’, ‘Por Ese Hombre’ y ‘Cuídala’ dice que procura leer libros de meditación, “desde Paulo Coelho hasta Deepak Chopra porque quiero leer todo lo que me brinda tranquilidad, serenidad, para disfrutarme el día a día a gusto”, reafirma. Tampoco está segura de porque no escribió todas sus vivencias, de todos los viajes y aventuras que ha experimentado en los últimos 30 años. “Quisiera haberlo hecho para un libro, pero tenemos una persona de confianza que recopiló todas las fotos, los artículos”, y en un momento lo haremos finaliza.