Javier Huerta: Un poeta de las fronteras

“American Copia”, la obra de Javier Huerta recién publicada por la editorial Arte Público de Houston, explora el concepto de frontera a diversos niveles
Javier Huerta: Un poeta de las fronteras
Escrito en viñetas, la composición de Huerta resulta novedosa no solo temática sino también formalmente.
Foto: Archivo

Denver – El poeta mexicano Javier Huerta explora la experiencia inmigrante a EE.UU en un singular volumen que mezcla verso y prosa, español e inglés, y estampas de abundancia y escasez alrededor de los supermercados americanos.

“American Copia”, recién publicado por la editorial Arte Público de Houston, explora el concepto de frontera a diversos niveles- geográficas, lingüísticas, económicas, sociales y culturales inspirado por un tema mundano- ir al supermercado.

Escrito en viñetas, como tema y variaciones, la composición resulta novedosa no solo temática sino también formalmente.

Huerta aborda temas complejos como el consumismo, la explotación, y el hambre, con una mirada crítica sazonada con una buena dosis de humor.

Sus juegos de palabras en ambos idiomas reflejan un verdadero dominio de la lengua, objetivo que años atrás sembró la semilla de este proyecto.

Huerta llegó a EE.UU desde México en 1981, año en que el estado de Texas se hallaba en el medio de una batalla legal en contra de los distritos escolares que les abrieran sus puertas a estudiantes indocumentados.

Si bien al año siguiente, la Corte Suprema de Justicia dictaminó que a los niños indocumentados no se les podía negar el derecho a la educación primaria y secundaria, el impacto de la experiencia indocumentada habría de marcar al niño para siempre.

Años más tarde, mientras cursaba estudios universitarios en el campo de inglés, Huerta se presenta para el examen de ciudadanía que, además de conceptos cívicos, incluye una porción de verificación de dominio del idioma.

Durante el examen, la agente de inmigración le pide que escriba la siguiente frase en inglés- “Hoy voy a ir al supermercado”.

Indignado por la simple oración que le toca, Huerta le explica a la agente que la oración corresponde a un “pentámetro yámbico” y le asegura que algún día escribirá una épica basada en esa frase pedestre.

“American Copia” es su elocuente respuesta al examen de ciudadanía.

Las primeras estrofas del texto recogen recuerdos de visitas a supermercados como si fueran fotografías tomadas en distintas épocas de su vida.

Está la de su madre en el supermercado “Fiesta” donde compra no solo víveres pero también la ropa y zapatos para la familia; la del joven universitario intrigado por los supermercados de prestigio que, según se dice, harán subir el precio de la vivienda a sus alrededores; y el retrato del hambre, del pobre y del poeta becado, en los tiempos del hipermercado…

En otra viñeta, Huerta describe el intercambio de dinero por mercancía como una transacción fría pero a veces apreciada- “Cuando voy a la tienda no quiero conversar con la cajera / o que me / pregunte / acerca de mi vida”.