Detective baleado regresa a casa

Kenneth Ayala arriesgó su vida para rescatar rehenes en Brooklyn y evitar tragedia
Detective baleado regresa a casa
El detective Kenneth Ayala fue dado de alta.
Foto: Archivo

Nueva York.- El detective hispano herido de bala, que ayudó a evitar una tragedia durante una balacera con rehenes en Brooklyn, fue dado de alta ayer del hospital.

El detective Kenneth Ayala, de 49 años de edad, recibió dos disparos, uno en el muslo y otro en el pie, por parte de Nakwon Foxworth, un sospechoso que se había atrincherado en su apartamento de la avenida Nostrand, reteniendo como rehenes a su novia embarazada y a su bebé de cuatro meses.

Ayala, miembro de la Unidad de Servicios de Emergencia, ayudó a reducir a Foxworth alcanzándole con varios disparos en el estómago, a pesar de estar herido.

“Me encuentro bien y ahora sólo pienso en ver a mi familia”, declaró Ayala a los medios mientras era conducido en silla de ruedas fuera del hospital ante el aplauso de sus compañeros.

El sospechoso abrió fuego en 12 ocasiones, alcanzando -además de Ayala- al agente Matthew Granahan, al detective Michael Keenan y al capitán Al Pizzano. Ninguno resultó herido de gravedad.

Pizzano y Granahan también han sido dados de alta, mientras Keenan continúa ingresado con una herida de bala en el muslo, pero se espera que también pueda salir del hospital en breve.

La novia y el bebé de Foxworth resultaron ilesos gracias a la intervención policial. El sospechoso está en estado crítico, pero continúa estable.