EEUU dispuesto a debatir en Cumbre sobre Cuba

El tema se añadió a la agenda de la sexta reunión de jefes de Estado y de Gobierno del continente, que tendrá lugar el sábado 14 y el domingo 15 de abril
EEUU dispuesto a debatir en Cumbre sobre Cuba
Unos obreros trabajan en el acondicionamiento del centro de convenciones Julio Cesar Turbay Ayala en Cartagena de Indias donde se realizará la Cumbre.
Foto: RICARDO MALDONADO ROZO / EFE

Bogotá/EFE – Estados Unidos está “más que dispuesto” a debatir en la próxima Cumbre de las Américas los resultados de la lucha antidrogas y la inclusión de Cuba en este foro hemisférico, dijo el embajador de ese país en Colombia, Michael McKinley.

El diplomático indicó que ambos temas se han añadido a la agenda de la sexta reunión de jefes de Estado y de Gobierno del continente, que tendrá lugar el sábado 14 y el domingo 15 de abril en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

“Estamos más que dispuestos a hablar de estos temas, pero el hecho es que (el presente) es un momento importante en la relación del hemisferio con el mundo y se debe celebrar este momento”, sostuvo McKinley en una entrevista con la cadena Caracol Radio.

“El hecho es que siempre hemos estado dispuestos a hablar de las políticas que seguimos en relación con temas controversiales”, insistió el embajador, para quien el Gobierno de Barack Obama ha hecho desde la Cumbre de Trinidad y Tobago (2009) un esfuerzo grande y exitoso de redefinición de sus relaciones con América Latina.

En este sentido, McKinley dijo que Estados Unidos respeta la política de otros países del continente hacia Cuba, pero defendió al mismo tiempo que la suya hacia el Estado caribeño es “la correcta en términos de cómo manejar la situación dentro” de la isla.

“Hemos dejado bien claro que (…) en términos de nuestra relación bilateral, nuestro enfoque, nuestro objetivo a través de los años ha sido apoyar al pueblo cubano en su deseo para tener una evolución democrática dentro del país, y nuestra política está dirigida a ese objetivo en su totalidad”, puntualizó el diplomático.

En cuanto a la participación cubana en cumbres como la de Cartagena, McKinley observó que en 2001 se alcanzó un consenso en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que establece con claridad que solo los países democráticos pueden estar presentes en este tipo de reuniones hemisféricas.

“Nosotros seguimos adhiriéndonos a la importancia del consenso sobre este tema”, continuó el embajador, quien se abstuvo de considerar la oferta que hizo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de facilitar un acercamiento de Washington con La Habana.

Colombia, como anfitrión, superó por la vía diplomático un amago de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) de no asistir a la Cumbre si no se invitaba a Cuba, por iniciativa del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien decidió no acudir a la cita cartagenera.