Cierre de cárcel liberaría a 3 mil reosCierre de cárcel de hombres liberaría a 3,000 reos

La MCJ fue construida en 1963 para dar cabida a 3,323 reos, pero en 1,976 sufrió una remodelación que amplió su capacidad a 5,276
Sigue a El Diario NY en Facebook
Cierre de cárcel liberaría a 3 mil reosCierre de cárcel de hombres liberaría a 3,000 reos
Fachada de la prisión para hombres en LA.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

De implementarse las recomendaciones de un nuevo reporte divulgado ayer, la Cárcel Central para Hombres (Men’s Central Jail), considerada la más grande del mundo, cerraría el próximo año.

El anuncio lo hicieron ayer en forma conjunta el sheriff Lee Baca, la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) y James Austin de The JFA Institute, quien elaboró el informe sobre las medidas a tomar para desalojar a los más de 3,700 reos de la cárcel central.

Localizada en el 441 de la calle Bauchet, en el centro de Los Ángeles, a media milla de Union Station, la Cárcel Central hombres o MCJ ha sido blanco de numerosas críticas por los abusos que supuestamente cometen los custodios en contra de los reos y que han sido documentados en varios informes de ACLU.

Esta cárcel también es considerada la más violenta de todo el sistema carcelario de Los Ángeles que en total alberga a unos 20 mil reos.

La MCJ fue construida en 1963 para dar cabida a 3,323 reos, pero en 1,976 sufrió una remodelación que amplió su capacidad a 5,276, lo que la convierte en la cárcel con mayor cupo en el mundo, aunque actualmente sólo alberga a 3,763.

La cárcel vecina, conocida como Twin Towers por su arquitectura, tiene capacidad para 4,820 camas y aloja a 2,814 reos. Ambas son operadas por el Departamento del Sheriff de Los Ángeles.

El informe de James Austin, un renombrado experto en centros penitenciarios a nivel nacional, destaca que se pueden liberar de manera a unos 3 mil internos que están encarcelados por ofensas menores o que aún esperan fecha de corte, enviándolos a programas educativos o de supervisión comunitaria.

También se contempla el uso de campos o instalaciones rurales de supervisión que se puede habilitar por el condado para que ahí los reos tengan la oportunidad de realizar tareas de rehabilitación y ocupación laboral.

El sheriff Baca dijo que las recomendaciones del reporte Austin son muy viables y que si recibe el apoyo de la Junta de Supervisores y de los tribunales, podría aplicarlas y en 2013 estar en condiciones de cerrar la cárcel MCJ.

Dadas los múltiples críticas, demandas e investigaciones por abuso del uso de la fuerza y violaciones de derechos civiles en la MCJ, desde hace años el sheriff Baca ha tenido las intenciones de cerrarla, pero con la condición de que se construyan nuevas instalaciones.

Sin embargo, ayer estuvo de acuerdo que el adoptar las recomendaciones del reporte Austin podría cerrarse el inmueble sin la necesidad de otra cárcel.”Estoy recibiendo y aceptando este reporte, adoptaremos las medidas que sean posibles, creemos que este reporte es alcanzable”, dijo Baca durante una conferencia de prensa.

Abogados de la ACLU que meses atrás habían pedido la renuncia de Baca acusándolo de no atender la crisis penitenciaria, indicaron que el sheriff ha mostrado avances en ese sentido.”El reporte del doctor Austin es tremendamente importante porque ofrece una guía sana, sensible y segura para salir de esta crisis”, comentó Margaret Winter, abogada de ACLU.

En Estados Unidos, apuntó, están tras las rejas 2.2 millones de personas, es decir, 1 de cada 100 habitantes del país.

Lo que Winter llamó como una “adicción a la encarcelamiento”, dijo que también es compartido por el condado de Los Ángeles que cada año pone tras las rejas a 144 mil personas, la gran mayoría por delitos menores y no violentos, incluyendo la adicción a las drogas, lo que representa una carga financiera para los contribuyentes.

Peter Eliasberg, director legal de ACLU, dijo que por años se ha pedido el cierra de esas instalaciones debido a que es insalubre, tiene un alto número de reos y por los abusos que se han documentado.

El reporte, dijo Eliasberg, indica que sin el gasto de miles de millones de dólares, el Departamento del Sheriff y la Junta de Supervisores pueden ofrecer todo el espacio necesario para controlar la población carcelaria que se proyecta con los nuevos reos que está enviando el estado.

Austin, como autor del reporte, advirtió que si no se toman las recomendaciones hechas como parte de un plan integral para reformar las cárceles del condado, el costo será más grande para los contribuyente.

“Simplemente seguirán pagando más dinero”, recalcó.