Alto el fuego con varios muertos en Siria

El Cairo/EFE – Al menos 20 personas murieron ayer en Siria por los disparos y bombardeos de las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad, la mayoría en las provincias de Homs (centro) e Idleb (norte), informó una organización opositora.

El portavoz de la red Comités de Coordinación Local (CCL), Hozam Ibrahim, explicó que continúan los disparos de francotiradores en ciudades como Homs y Alepo (norte), tras la entrada en vigor ayer de un alto el fuego acordado por las partes bajo los auspicios del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

Pese a las denuncias de la oposición, Naciones Unidas avaló la implementación del alto el fuego por parte del régimen sirio y tanto el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, como Annan aseguraron con cautela que la situación es más tranquila en el país.

De acuerdo a la documentación del grupo opositor, nueve personas fallecieron en Homs, seis en Idleb, cuatro en poblaciones de la periferia de Damasco y una en Alepo.

Entre las víctimas de Homs, al menos dos de ellas perecieron en un bombardeo contra la localidad de Al Qosair, mientras que otra falleció por los disparos de un francotirador en el barrio de Al Bayada, donde las fuerzas de seguridad abrieron también fuego desde un puesto de control.

Además, los CCL señalaron que varias de las manifestaciones convocadas por la oposición en distintos puntos del país, fueron dispersadas a la fuerza por los leales al régimen.

En una de ellas, que tuvo lugar cerca de Yisr al Shugur, en Idleb, fronteriza con Turquía, fallecieron al menos dos personas por los disparos.