Planeaban atacar Times Square y Grand Central

Inician proceso al acusado de tramar una ola de terror contra varios lugares de NY

Adis Medunjanin, el acusado de terrorismo.
Adis Medunjanin, el acusado de terrorismo.
Foto: AP

Nueva York.- El hombre de Al Qaeda acusado de conspirar para estallar bombas aquí, discutió con sus cómplices atacar cines, la terminal Grand Central, Times Square y la Bolsa de Valores, antes de acordar atentar contra el sistema de trenes, dijeron ayer fuentes judiciales.

Los testimonios en el juicio contra Adis Medunjanin se iniciaron ayer en la corte federal de Brooklyn.

Medunjanin se declaró no culpable de ser autor intelectual de los cargos de terrorismo, que incluyen conspiración para usar armas masivas de destrucción, así como proveer material de apoyo a una organización terrorista.

Los fiscales dijeron que Medunjanin y otros dos hombres -Najibullah Zazi y Zarein Ahmedzay- tramaron un plan para unirse a los talibanes, matar soldados en Afganistán y luego regresar a Estados Unidos para un ataque suicida en las líneas 1, 2, 3 y 6 en las horas de mayor congestión.

Se tenía previsto que Zazi y Zerein Ahmedzay testifiquen en contra de Medunjanin, luego que admitieran que los integrantes del grupo buscaban convertirse en mártires al cometer un ataque suicida en Manhattan.

Zazi y Zarein ya se han declarado culpables de los cargos de terrorismo.

Las autoridades estadunidenses han catalogado esta amenaza como una de las conspiraciones terroristas “más escalofriantes” desde los ataques perpetrados el 11 de septiembre de 2001.

Según las autoridades, el objetivo de los presuntos terroristas era hacer explotar las bombas en el octavo aniversario de los ataques del 11 de septiembre.

La fiscalía aseguró que los tres hombres, que fueron compañeros de clase en una escuela de Queens, recibieron entrenamiento terrorista de Al Qaeda en Pakistán, consiguieron los explosivos, eligieron sus objetivos, así como las fechas previstas para sus ataques.

El fiscal federal James Looman dijo durante los argumentos iniciales del caso que los tres presuntos terroristas “estaban dispuestos a suicidarse y matar a todo el mundo alrededor de ellos”, indicó en la corte.

El frustrado complot tenía como fin atacar las líneas del sistema de tren de Nueva York con terroristas suicidas.

Robert Gottlieb, abogado defensor de Medunjanin, dijo por su parte que su cliente se unió al Talibán en un intento desesperado por defender su fe musulmana, una religión que según él estaba siendo atacada y negó que fuera un terrorista.

En caso de ser declarado culpable, Medunjanin enfrenta una pena de cadena perpetua.